Entrevista con el historiador y antropólogo

Rafael Crespo: "El tópico estrella es que los foráneos tienen más derechos"

Rafael Crespo: "El tópico estrella es que los foráneos tienen más derechos"

ÀLEX BELLART

1
Se lee en minutos
R. M. S.
BARCELONA

Desde el Centre d'Estudis Africans, donde trabaja, Rafael Crespo ha colaborado en la elaboración del manual que recoge los tópicos. Es una de las herramientas que tendrán las entidades para divulgar la realidad. Este antropólogo e historiador está ahora inmerso en la formación de agentes antirrumores, básicos para desmentir estereotipos. Ya han acudido a sus clases 150 personas.

-¿Quién va a sus clases?

-La mayoría son voluntarios de entidades o asociaciones, y bastantes de origen inmigrante. Es muy importante que entre los aliados haya miembros afectados por los rumores. El trabajo en red es básico, como lo es que nuestros agentes aprovechen cualquier actividad para colar el desmentido de un rumor. El manual es una herramienta, ellos deben aplicarla como deseen. También vienen personas individuales que pueden hacer una gran labor con sus amigos o familias.

-¿Cuál es la regla básica para ser un buen agente antirrumor?

-Estar informado y disponer de datos que confirmen o desmientan los tópicos, por eso disponen del manual. La herramienta principal es siempre el diálogo, hemos de intentar huir de frases como «eso no es verdad», porque parece despectivo hacia la otra persona y nunca ayudará a establecer un diálogo. Lo primero es tener respeto, mostrar interés por la opinión del otro, no acusar, y después argumentar la realidad.

-¿Cómo nace un rumor?

-Cuando una persona se ve afectada por algo, por ejemplo, si no ha logrado una beca para el comedor de su hijo y conoce a una familia inmigrante que sí, lo cuenta de forma negativa y se va extendiendo. La base son las personas perjudicadas. Es como un virus y se propaga si no hay anticuerpos, que es lo que queremos generar. El objetivo es pararlos.

-¿Cuál es el tópico estrella?

-Sin duda, que tienen más derechos que los autóctonos. De aquí deriva que reciben más prestaciones, que es la idea más fácilmente refutable.

Noticias relacionadas

-¿Buscan ahora la discriminación positiva?

-No, no. Sería un gran error. No podemos hacer categorías. No hay que negar que pueda haber miembros de un colectivo que intenten beneficiarse de manera fraudulenta de servicios públicos o de prestaciones, por eso el mensaje es que no se puede meter a todo el mundo en el mismo saco. ¿O no resulta molesto que te digan cuando vas fuera '¿eres catalán, pues no lo pareces?'