MEDIDA CAUTELAR "POR RESPETO"

Barcelona retira la guía de restaurantes para celiacos

El ayuntamiento deja de distribuir la publicación tras las críticas del colectivo

Tienda de alimentos para celiacos en Diagonal Mar, en el 2008.

Tienda de alimentos para celiacos en Diagonal Mar, en el 2008. / archivo / ANDREA BOSCH

Se lee en minutos

H. L.
BARCELONA

el Ayuntamiento de Barcelona dejará de distribuir en las oficinas de atención al ciudadano y en las oficinas de turismo la guía de restaurantes para celiacos editada junto al Gremi de Restauració, que el propio primer teniente de alcalde, Jordi William Carnes, presentó el pasado 11 de agosto. La decisión se ha tomado de forma cautelar y «por respeto» a la Asociación de Celiacos de Catalunya, que ayer por la mañana denunció en el programaEl dia, de Com Ràdio, que la publicación «no es rigurosa» y que ofrece información engañosa que echa por tierra el trabajo hecho por la asociación.

«Un restaurante no se puede publicitar como local para celiacos y cuando llamas por teléfono para informarte te digan que te pueden hacer un entrecot y una ensalada», apunta Matilde Torralba, presidenta de la asociación, quien pidió al ayuntamiento que retirara la guía, ya que a su entender esta aporta información «perjudicial».

Fuentes municipales consultadas por este diario negaron que la polémica publicación sea «perjudicial para la salud pública», pero aseguraron que han decidido no distribuirla de forma cautelar «por respeto» a la asociación, que también denuncia que en ningún momento «nadie» se puso en contacto con ellos para elaborar la controvertida publicación.

Noticias relacionadas

LA CONTROVERSIA / El punto de la publicación que ha levantado más ampollas entre el colectivo no es tanto la elección de los restaurantes –hecha con dudoso criterio, a ojos de Torralba–, como el apartado de información sobre la enfermedad, en el que se pone en duda que los productos etiquetados como libres de gluten lo sean realmente «al 100%». «No se puede editar una guía así copiando la información de internet, donde uno encuentra de todo, cosas ciertas y muchas otras que no lo son», denuncia la presidenta de la entidad, quien apunta que ya han mantenido contacto con el consistorio, que ha sido receptivo y les ha dicho que se reunirán con ellos pronto, aunque todavía no tienen una fecha fijada. Desde el ayuntamiento, por su parte, señalan sin reparos hacia el Gremi de Restauració. «La guía no la hemos publicado nosotros sino ellos. Nosotros solo les dimos nuestro apoyo al tratarse de un iniciativa interesante, como hacemos con tantas otras iniciativas», aseguran.

TRATO DESIGUAL / Torralba critica también que existen muchos restaurantes en Barcelona que realmente han hecho «un gran trabajo» para adaptarse a las necesidades de los celiacos –incluso haciendo cursos de formación en la propia asociación y cartas especiales para el colectivo– y que no aparecen en la guía, mientras muchos otros que no disponen ni siquiera de pan sin gluten sí figuran. «De los 42 restaurantes de la publicación, solo dos han trabajado con nosotros para adaptarse a nuestras necesidades, el Nectari y la bocatería Conesa», concluye la presidenta de la entidad.