estreno en el distrito tecnológico del poblenou

Dos sedes públicas afianzan el 22@ como barrio de oficinas

El Banc de Sang y el CAC inauguran sus edificios en una zona casi finalizada

El bloque Media Tic y el de la CMT abrirán sus puertas después del verano

2
Se lee en minutos
DAVID PLACER / Barcelona

El capital público está ayundando al despegue del 22@ como la nueva zona empresarial de Barcelona. Frente a la todavía modesta apuesta de empresas privadas por el barrio, dos entidades públicas, el Banc de Sang i Teixits y el Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC), estrenaron ayer sede en el Poblenou a pesar de la crisis. Elpresident de la Generalitat, José Montilla, inauguró los edificios, en el paseo de Taulat y la calle de Sancho de Ávila.

El barrio también se prepara para nuevos estrenos después del verano. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) abrirá sus puertas en un edificio singular en la calle de Bolívia, que se ha construido tras un acuerdo entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y elexpresidentde la Generalitat Pasqual Maragall, para descentralizar la administración.

PROYECTO INTACTO / A principios de otoño también se inaugurará el edificio Media Tic, una construcción singular junto a la sede del CAC, ocupada por empresas del sector audiovisual y de las tecnologías. El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, aseguró que la crisis no ha afectado a proyectos sólidos como el 22@, que se remontan a hace 10 años. «Tal vez la empresa haya retrasado alguna obra pero el proyecto que consistía en hacer del barrio un polo de atracción tecnología e innovación continúa intacto», dijo el alcalde.

Aunque el ritmo de construcción avanza según la planificación prevista antes de la crisis y los recortes presupuestarios, el alquiler de las oficinas no lleva el mismo ritmo. Muchas empresas han frenado sus planes de mudanza y muchos edificios están semivacíos.

Noticias relacionadas

La nueva sede del Banc de Sang i Teixits, entre el paseo de Taulat y la calle de Bilbao, lleva el nombre de Frederic Duran i Jordà, creador de grandes bancos de sangre durante la guerra civil. El edificio, que acogerá a unos 600 trabajadores, tuvo un coste de 36 millones de euros e incorpora técnicas de ahorro energético.

EDIFICIO DEL CZF // El otro edificio inaugurado, la sede del CAC, comenzó a trabajar desde ayer. El organismo regulador del mercado audiovisual pagará 70.000 euros anuales durante 30 años al constructor del edificio, el Consorcio de la Zona Franca (CZF). El ayuntamiento es optimista sobre el futuro de la zona. El concejal del distrito de Sant Martí, Francesc Narváez, dijo ayer que, pese a la crisis, ya ha comenzado la construcción de dos edificios de hoteles y oficinas en las inmediaciones del parque del Poblenou.