Ir a contenido

INCIDENCIA EN LA RED DE TRANSPORTE PÚBLICO

Un metro sin pasaje descarrila en la Sagrera y corta 6 horas la L-1

El convoy inmovilizado dejó fuera de servicio un tramo con 4 estaciones

EL PERIÓDICO
BARCELONA

Un suceso ocurrido de madrugada dejó ayer fuera de servicio un tramo de cuatro estaciones de la L-1 desde el inicio de la jornada, a las 5.00 horas, hasta las 10.43 horas. Un convoy sin pasaje que maniobraba a baja velocidad en la zona de las cocheras de la Sagrera para incorporarse a la vía general de la línea quedó inmovilizado al salir del carril las ruedas de uno de los ejes del primer coche.

Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) informó de que el incidente no causó daños personales ni materiales y afectó a un número relativamente bajo de usuarios al tratarse de un día festivo. La retirada del tren por parte del personal técnico del metro fue compleja y no se pudo acabar hasta casi seis horas después de iniciado el servicio.

Durante este tiempo permanecieron cerradas las estaciones de Navas, Sagrera, Fabra i Puig y Sant Andreu. El resto de la línea, entre Torres i Bages y Fondo (Santa Coloma de Gramenet), al norte, y entre Clot y Hospital de Bellvitge (L’Hospitalet de Llobregat), al sur, funcionó con normalidad.

AUTOBÚS LANZADERA / Para cubrir el tramo de la línea que quedó sin servicio, TMB puso en marcha un dispositivo de autobús lanzadera con inicio y final en las bocas de acceso de Clot y Torras i Bages. Durante las casi seis horas que estos vehículos estuvieron en funcionamiento efectuaron paradas en las cuatro estaciones intermedias cerradas. Los viajeros pudieron usar también, según informó TMB, la línea 62 de autobús cuyo recorrido es parcialmente coincidente con el tramo de la línea que tuvo que cerrarse, así como la L-5 del propio metro que tiene parada en Sagrera, en pleno recorrido sin servicio de la L-1.

TMB investiga las causas del descarrilamiento del convoy a la salida del depósito, una avería con algún precedente en los últimos años.