Cambios en la plaza de Sant Jaume

Hereu nombra 'número dos' a un hombre de confianza de Nicaragua

Enric Casas, muy próximo a la dirección socialista, ejercerá como nuevo jefe de gabinete del alcalde

El también responsable de comunicación e imagen coordinará a los concejales del equipo de gobierno

3
Se lee en minutos
XABIER BARRENA
BARCELONA

se ha acabado el margen de error y el de confianza. La dirección del PSC, profundamente preocupada por el rumbo del Gobierno municipal de Barcelona, por algunas de sus decisiones y, por supuesto, el efecto que lo anterior tiene en las encuestas, ha decidido dar un golpe de timón a la nave. Y Hereu ha nombrado a quien en la práctica será sunúmero dos. El aparato del partido con sede en la calle de Nicaragua de Barcelona ha amparado la llegada de uno de sus hombres de confianza e histórico responsable en el ayuntamiento, Enric Casas, como director del área de alcaldía, por encima de la actual jefa de gabinete, Carme Gibert, que, con todo, no abandona su puesto.

La intención es que Casas tenga poder para coordinar a concejales y tenientes de alcalde, que se reportarán a él. A su vez, el nuevo director tendrá hilo directo con Nicaragua. Enric Casas mantendrá su cargo como jefe de la comunicación y la imagen corporativa del ayuntamiento.

Elsorpassode CiU al PSC en las encuestas y algunas decisiones que el aparato del partido entiende equivocadas por el coste en imagen –como la contratación de Telma Ortiz, hermana de la princesa de Asturias– han acelerado unos cambios que hacía tiempo que se intuían.

Tras ganar las elecciones en el 2007, el núcleo de mando en la alcaldía quedó configurado por Ignasi Cardelús, como delegado de Presidencia y Relaciones Institucionales, y Carles Martí, como primer teniente de alcalde. Las funciones de Cardelús, en un principio, eran parecidas a las que ahora desempeñará Casas. Al final no ha sido así y Cardelús se ha volcado en tareas como la representación de la ciudad.

FICHAJES Y VIAJES / Cardelús, cuyas relaciones con Martí, el otro vértice del triángulo que formaban con Hereu, se han deteriorado visiblemente, es también el responsable de la contratación de Ortiz para el departamento de relaciones internacionales. Por unas cosas y otras la figura de Cardelús, entienden muchos ya en el partido, ha quedado amortizada. Cojo de un perfil político, el gabinete del alcalde ha girado sobre Carme Gibert, a la que todas las fuentes consultadas coinciden en atribuir un marcado perfil técnico.

Según algunas voces, con Casas el PSC busca repetir el esquema que impera en el Govern de la Generalitat, en el que Isaías Taboas, como secretario general, engrasa la maquinaria del Ejecutivo. Otras fuentes repiten argumento, aunque ponen otro ejemplo, el de Xavier Roig con Pasqual Maragall en la alcaldía.

Casas lleva ya en el ejercicio del cargo un par de semanas. Algunas fuentes le atribuyen la autoría de la idea de dejar ver los informes del ayuntamiento a la prensa. De hecho, estos primeros días han servido para ver que el nuevo comité director lo forman Gibert, Martí y el jefe de prensa del ayuntamiento, Carlos González, que se reúnen semanalmente con Casas.

Noticias relacionadas

El PSC cree que la falta de un jefe de máquinas ha propiciado una multiplicidad de voces del ayuntamiento que ha terminado por diluir al alcalde. Algunos concejales han contado, incluso, con los consejos de destacados asesores de imagen propios. El retorno al esquema presidencialista que imperó en la época de Maragall, e incluso en la de Clos, supondrá, auguran algunos, recortar el protagonismo de Martí, Jordi William Carnes y Ramon García-Bragado, por citar solo a los tenientes de alcalde socialistas.

SOLUCIÓN DE URGENCIA / Lasolución Casases un remedio de urgencia. Buen conocedor de la casa y con la suficiente autoridad ante concejales y técnicos para hacerse respetar. Como jefe de comunicación ypadrede mil campañas, tanto electorales como de información, el nuevofontaneroha trabado buena relación tanto con el viceprimer secretario del PSC, Miquel Iceta, como con el secretario de Organización, José Zaragoza.