30 oct 2020

Ir a contenido

RECLAMACIÓN VECINAL EN UN BARRIO de horta-guinardó

El Vall d'Hebron demanda una biblioteca

812 vecinos firman una petición para pedir la instalación

HELENA LÓPEZ
BARCELONA

Un activo grupo de vecinos del Vall d’Hebron, en el distrito de Horta-Guinardó, ha iniciado una campaña para lograr algo que hace años que reclaman: una biblioteca para el barrio. «La más cercana que tenemos es la de Montbau, pero, además de ser pequeña, tenemos la Ronda de Dalt de por medio, lo que representa mucho más que una barrera física para poder llegar», exponen.

Los vecinos denuncian la falta de «la más elemental sala de lectura», ausencia que es «especialmente grave para la población infantil y juvenil, que necesita ese servicio para completar su formación y acercarse a los libros», según indican en el manifiesto que han elaborado para dejar constancia ante el distrito de sus reclamaciones y que han apoyado con entusiasmo 812 vecinos.

PROPUESTAS CONCRETAS / Para este grupo de ciudadanos, la construcción del nuevo casal de barrio del Vall d’Hebron, adonde está previsto que se traslade, además de otras entidades, la asociación de vecinos, puede ser una oportunidad para resolver el problema. Si la asociación se traslada al nuevo local, el de la plaza de Joan Cornudella,13 –donde actualmente se encuentra la sede vecinal–quedará libre y sin asignación prevista, y los vecinos consideran que puede ser un perfecto candidato para convertirse en la biblioteca que tanta falta les hace.

Los vecinos admiten que el grave déficit de equipamientos vecinales que ha sufrido históricamente el barrio ha empezado a subsanarse en el último año con la construcción del casal para personas mayores, los apartamentos tutelados y el citado centro de barrio, pero siguen pidiendo la ansiada biblioteca.

«Nuestro barrio ha crecido mucho en los últimos años. Solo hace falta asomar la cabeza a la misma plaza de Joan Cornudella para ver la cantidad de niños que hay, y la necesidad que tenemos de un equipamiento cultural tan urgente y útil como es una biblioteca», concluyen los vecinos.