12 jul 2020

Ir a contenido

HERMANAMIENTO POPULAR CON HISTORIA

El comité de apoyo a Nicaragua de Nou Barris celebró ayer sus 25 años

Rafa Juncadella es el alma de esta iniciativa

HELENA LÓPEZ
BARCELONA

Todo el mundo en Roquetes conoce a Rafael Juncadella. Basta con sentarse 10 minutos en cualquier banco con él para percatarse del cariño y respeto que le muestran los vecinos, tanto los recién llegados como los de toda la vida. Este activo maestro de 77 años participa en casi todo lo que se organiza en el barrio. Si algo le sobra a este excura e histórico líder vecinal de Nou Barris son empuje y ganas de ayudar. Una concurrida cena popular en la escuela Santa Antoni Maria Claret celebró ayer los 25 años desde que, junto a siete u ochos compañeros del movimiento vecinal en el distrito, Juncadella fundara el Comité de Solidaridad con Nicaragua de Nou Barris. «Queríamos apoyar la revolución sandinista y ayudar en la campaña de alfabetización», recuerda Juncadella, a quien todos conocen como Rafa.

Pisó por primera vez el país centroamericano en 1986, y desde entonces ha vuelto hasta en 20 ocasiones. Viajes que le han convertido en el corazón del hermanamiento popular que une Nou Barris con Boris Vega, barrio popular de la ciudad de Estelí, al norte de Nicaragua.

Todos los servicios de los que hoy dispone Boris Vega son fruto de esta estrecha relación entre ambos vecinos. Luz, agua, aceras, una biblioteca, una ludoteca… Todo. Empezaron con lo más básico: letrinas en las viviendas, cunetas en las calles, y una escuela. Y poco a poco fueron mejorando los servicios. «El gobierno de Estelí se ha despreocupado siempre de Boris. Como ya tienen ayudas de Barcelona…», reconoce Rafa.

Jóvenes brigadistas

Desde 1992, Rafa manda cada verano a un grupo de brigadistas a conocer Nicaragua, a quienes transmite su ilusión. Jóvenes de Nou Barris con ganas de conocer otras realidades que vuelven cargados de experiencia y, sobre todo, de besos y recuerdos para Rafa.

A día de hoy esta iniciativa cuenta con 200 hermanados. Su principal fuente de ingresos es el mercado solidario que organizan desde hace 20 años el segundo domingo del mes en la Via Júlia. «Cada vez que montamos el mercado recaudamos unos 700 euros y nos vamos con más mercancía de la que llevamos», explica.

Al principio se paseaban por las tiendas del distrito a pedir productos para el mercadillo, pero con los años son los vecinos los que se acercan a llevarles libros, juguetes o lo que se tercie. «Alguien puede traernos 10 libros y pagar por llevarse otros dos», cuenta. Entre otras iniciativas, Rafa es el padre del célebre festival de sopas de Nou Barris, que también organiza en Nicaragua. «Allí funciona incluso mejor. Hace crecer la autoestima de las mujeres. Nicaragua es un país machista, y el festival es una excusa para que ellas puedan demostrar sus habilidades», afirma.