MEJORA DE LAS INFRAESTRUCTURAS EN UN ENCLAVE INDUSTRIAL Y LOGÍSTICO

La Generalitat comienza el nuevo puente del Llobregat

El viaducto cruzará en El Prat el cauce abierto tras el desvío de la desembocadura

La obra estará lista en el verano del 2010 y acercará el puerto y el aeropuerto

2
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO
BARCELONA

La mejora de las conexiones entre el puerto y el aeropuerto de Barcelona, un punto clave para el futuro de la ciudad, dará un paso adelante en los próximos meses gracias a la construcción de un nuevo puente sobre el río Llobregat. Según informó ayer la Generalitat, las obras ya han empezado y tienen un plazo de ejecución de 14 meses, por lo que serán una realidad en el verano del 2010.

El viaducto, que cruzará por el cauce creado tras el desvío de la desembocadura, forma parte de un vial que nacerá en la carretera B-250, junto al casco urbano de El Prat, y llegará al polígono industrial Pratenc. Los trabajos, gestionados por la Conselleria de Política Territorial i Obres Públiques, suponen una inversión pública de 21,5 millones de euros y han comenzado con el habitual desvío de servicios e instalación de las señalizaciones provisionales.

La carretera tendrá un kilómetro de longitud y cuatro carriles de circulación, dos por sentido. Ambas calzadas estarán separadas por una mediana y contarán con aceras de entre 3 y 3,5 metros de amplitud para facilitar el paso de los viandantes y de los ciclistas.

TRAZADO ENTRE ROTONDAS

El trazado previsto se dividirá en tres tramos. El primero, de 350 metros, partirá de la rotonda elíptica donde confluye la B-250 y discurrirá en dirección sureste (casi paralela al cauce del río) hasta una rotonda de nueva construcción, de 80 metros de diámetro. Esta se situará antes del puente, que cruzará el Llobregat de oeste a este y culminará en una segunda rotonda de las mismas dimensiones que la anterior.

El viaducto, de 304 metros de largo y 29 de ancho, destacará por su innovador diseño y una forma esbelta. Dos grandes arcos con tirantes se unirán en lo alto de la parte central, creando la imagen de un portal de acceso. La estructura se apoyará en dos trípodes invertidos, uno en cada margen. El tercer tramo del vial, de 200 metros, llegará hasta la calle 100 del polígono Pratenc.

Noticias relacionadas

EJE ESTRATÉGICO

El proyecto de la Generalitat mejorará a corto plazo las conexiones interiores y la fluidez del tráfico en este entorno industrial y logístico. De cara a un futuro más lejano, esta obra inicia el eje estratégico que, desde la autovía de Castelldefels, la C-31, y hasta la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), unirá viariamente el puerto y el aeropuerto, junto sus respectivos espacios de influencia. Es decir, por el oeste conectará el sector logístico del polígono Mas Blau y el aeródromo y, por el este, el nuevo muelle Prat y la terminal de contenedores que se ubicará en él, dentro del recinto ampliado del puerto.