Plan en Nou Barris

El ecobarrio de Vallbona, sin fecha de inicio, tendrá 2.000 viviendas

El bipartito aprueba el proyecto, cuya ejecución depende de obras ferroviarias previas y de la crisis

El nuevo espacio urbano se regirá por criterios de ahorro energético y ambiental y de movilidad

Se lee en minutos

ALBERT OLLÉS
BARCELONA

Enrocado en su estrategia de luchar contra la crisis a golpe de proyectos, el bipartito municipal de Barcelona (PSC e ICV-EUiA) aprobó ayer en comisión de gobierno el macroplan que prevé crear en Vallbona (Nou Barris) el primer barrio ecológico (ecobarrio) de España. Una iniciativa enmarcada en la propuesta de la Generalitat de impulsar áreas residenciales estratégicas (ARE) en diferentes puntos de Catalunya que, sin embargo, no tiene todavía calendario de ejecución por diferentes problemas.

Uno de ellos es la crisis inmobiliaria del sector privado que, ahora mismo, convierte la construcción de los 2.000 pisos previstos (60% de protección oficial) en una quimera. Y el otro, con responsabilidad directa del sector público, es un viejo conocido de Barcelona: el déficit de infraestructuras que arrastra la ciudad y la dependencia de las inversiones del Estado para solucionarlas. En este caso, y según explicó el teniente de alcalde Urbanismo, Ramon García-Bragado, una parte importante de los terrenos donde se alzará el ecobarrio son titularidad del Ministerio de Fomento al estar surcados por vías de Adif (Cercanías y Media y Larga Distancia) y albergar en su subsuelo, en un futuro, el túnel del AVE hacia Francia.

ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL

Estas últimas obras ya han comenzado, junto al actual campo de fútbol de Vallbona, con el inicio de la construcción del pozo de salida de la tuneladora que excavará la galería. Ello obligará a desplazar hacia el lado montaña las vías convencionales, cuyo cubrimiento o soterramiento --aún por decidir-- está pendiente del preceptivo estudio de impacto ambiental. Y hasta que todo eso no se haga realidad no será posible desafectar los terrenos e iniciar en ellos la construcción del ecobarrio.

"Sabemos que el mercado inmobiliario tiene problemas, pero eso no nos desanima, al contrario, ahora es el momento, más que nunca, de la iniciativa pública. Contra la crisis, Vallbona", proclamó el alcalde, Jordi Hereu, exprimiendo al máximo sus dotes de optimismo. Para ir ganando tiempo, y de forma paralela, la aprobación de ayer inicia la tramitación de la modificación del Plan General Metropolitano (PGM) que habilitará el proyecto. El ámbito del mismo está delimitado por las fronteras de Barcelona con Santa Coloma y Montcada, y los barrios de la Trinitat Vella, Torre Baró y Ciutat Meridiana.

HUMANIZAR LA MERIDIANA

Por ello, contempla la construcción de nuevos viales que conecten Vallbona con su alrededor y acaben con el histórico aislamiento de esta zona respecto al resto de la ciudad. De hecho, este ARE es uno de los 10 planes urbanísticos del entorno de la avenida Meridiana que justifican, según el ayuntamiento, su petición a la Generalitat --tal y como informó el pasado lunes este diario-- de modificar el carril bus-VAO que vendrá desde Ripollet, para humanizar este acceso a Barcelona ganando trama urbana. García-Bragado se mostró "esperanzado" de cara a cerrar un acuerdo con la Generalitat, aunque esta ha optado, de momento, por no pronunciarse públicamente.

Además de las viviendas, el plan reordena urbanísticamente todo el espacio y crea nuevas zonas verdes y suelo para equipamientos (un centro cívico, una guardería, un instituto, una residencia para ancianos y amplias zonas deportivas). Lo que sí se avanzó ayer fue la inversión necesaria, que asciende a 322 millones de euros. De estos, 220 serán para los pisos, 17 para los equipamientos y 85 para la urbanización.

DOBLE RUEDA DE PRENSA

Te puede interesar

El otro aspecto destacado del nuevo barrio es su concepción sostenible, siguiendo criterios de ahorro ambiental y energético. Este punto fue aprobado en octubre del 2008, a propuesta del grupo municipal de ERC, con el voto unánime del consistorio. En un principio estaba prevista la asistencia a la presentación del líder municipal republicano, Jordi Portabella, pero el deterioro de las relaciones entre el bipartito y Esquerra por la ubicación de la nueva perrera en el parque de la Oreneta desembocó en una inédita doble rueda de prensa sobre un mismo tema. Portabella protagonizó la primera en solitario y Hereu y el segundo teniente de alcalde, Ricard Gomà (ICV-EUiA), presidieron la segunda, media hora después.

Gomà destacó la "preservación del pasado agrícola de Vallbona" mediante criterios de "eficiencia" en la gestión del agua, la electricidad, el gas, los residuos y la movilidad. Sobre este último aspecto dijo que la mayoría de calles serán peatonales o de velocidad reducida a los 30 kilómetros por hora.