Ir a contenido

PROYECTO URBANÍSTICO DE UNA ENTIDAD PÚBLICA HISTÓRICA DE CATALUNYA

La Diputación de Barcelona inicia el traslado a la Escola Industrial

La construcción de un párking y una piscina abre el plan de retorno de la institución al recinto de Urgell

El paraninfo se rehabilitará como auditorio y está en estudio el derribo de la pileta cubierta de SantJ ordi

ALBERT OLLÉS
BARCELONA

Aunque hablar de la Diputación de Barcelona en parámetros históricos comporta retroceder en el tiempo hasta la Constitución de Cádiz de 1812, que estableció la división de España en provincias, no es exagerado asegurar que el 2009 será un momento a recordar en los anales de la institución. Según ha podido confirmar EL PERIÓDICO, el anunciado proyecto de traslado de los servicios centrales de la entidad al recinto de la Escola Industrial, en el Eixample, se iniciará este año con dos actuaciones paralelas que prepararán el camino a la espera de que los actuales usuarios de los edificios los vayan abandonando progresivamente.

La primera obra, que está a punto de licitarse cara a iniciar los trabajos en un plazo de 10 meses, será la construcción de un aparcamiento subterráneo de 370 plazas en la parte del recinto que da a la calle de París, donde ahora hay unas pistas polideportivas ubicadas entre el campo de fútbol y la piscina de Sant Jordi. Sobre este párking se creará una pileta pública cubierta de 25 metros, que podría acabar sustituyendo a la de Sant Jordi, cuyo derribo está actualmente en estudio. El proyecto corre a cargo del ayuntamiento que, de hecho, está rehaciendo el plan especial de reforma de la isla, una de las cuatro que forman el conjunto original de la antigua fábrica Batlló, delimitado por las calles de Urgell, París, Viladomat y Rosselló.

Los cambios que se están introduciendo afectan a toda la pastilla de instalaciones deportivas que hay en la zona (el campo de fútbol también podría ser reformado) y la reordenarán urbanísticamente para mejorar su conexión interna con el resto de las islas y el entorno exterior. "Queremos aprovechar el traslado para integrar el recinto en el Eixample ganando espacios de uso público y zonas verdes para los vecinos. Uno de nuestros objetivos, de forma coordinada con el ayuntamiento, es que esta sea una operación de ciudad", explica Juan Echániz, coordinador general de la Diputación.

MOVILIDAD PEATONAL

El párking permitirá sacar del interior de la finca los 200 vehículos de funcionarios y trabajadores que estacionan diariamente, y será un primer paso para mejorar la movilidad peatonal de la zona, en la que se incidirá más intensamente una vez los 3.000 alumnos y profesores de la Escola Industrial hayan materializado su anunciada marcha a un nuevo edificio, todavía por construir, en el futuro campus Diagonal-Besòs. Según las últimas previsiones, que ya acumulan retraso, la mudanza se hará conjuntamente con la Escola Tècnica Superior d'Enginyers Industrials y empezará en el 2015.

Una vez se complete, la Diputación rehabilitará los pabellones, de gran valor arquitectónico, para instalar la mayor parte de sus servicios centrales, que ahora están dispersos por la ciudad. La operación incluirá el edificio de la residencia de estudiantes Ramon Llull, gestionado en los últimos años por la Universitat de Barcelona. Según el convenio firmado por ambas partes, la Diputación recupera su uso en el 2010, lo que unido a la Escola Industrial le permitirá ganar unos 22.000 metros cuadrados de techo.

RECUPERACIÓN PATRIMONIAL

"Además de la recuperación patrimonial, buscamos un funcionamiento más racional de nuestros servicios centrales", explica Echániz. "Es una operación estratégica para nosotros y con un marcado acento sim-

bólico, ya que en el caso concreto de la Escola Industrial regresamos a un edificio emblemático para la institución y vinculado directamente a su historia", añade.

Siguiendo esa misma filosofía, la Diputación está elaborando un proyecto para rehabilitar el paraninfo del recinto y convertirlo en un auditorio polivalente para 800 personas. Estas obras se harán también antes de que empiece el traslado a la Escola Industrial. "Queremos unificar y centralizar las más de 200 jornadas, seminarios y conferencias que organizamos anualmente, y el paraninfo es un espacio idóneo", concluye Echániz.