INFORME FAVORABLE DEL MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE

Cunit quiere eliminar el peligro de los espigones de sus playas

Un niño de 6 años fue anteayer la última víctima mortal de los remolinos que originan

Bañistas junto a uno de los espigones de las playas de Cunit, ayer.

Bañistas junto a uno de los espigones de las playas de Cunit, ayer. / JOAN PUIG

Se lee en minutos

FERRAN GERHARD
CUNIT

Los siete espigones del municipio costero de Cunit, en uno de los cuales el pasado lunes falleció ahogado un niño de 6 años, serán desmontados a finales de este año o a principios del 2009. El Ministerio de Medio Ambiente elaboró hace tres años un informe favorable a la retirada de estas barreras artificiales, aunque ahora el procedimiento está pendiente de un dictamen de la Universidad de Cantabria que será la base del proyecto de ejecución de la obra.

Los espigones imprimen una configuración singular a esta zona del litoral del Baix Penedès, al crear diversas calas. Pero esta alteración de la fisonomía original de la playa facilita la aparición de corrientes de agua y de remolinos que son un peligro para los bañistas. Desde el 2006 se han producido tres muertes por ahogamiento en este tramo de costa. José Barquier (PP), alcalde accidental de Cunit, explicó ayer: "Tenemos claro que, por encima de la estética, prima la seguridad y por eso estamos de acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente y apoyamos la eliminación de las barreras de piedra".

Noticias relacionadas

Pero no todos suscriben esta medida. Una plataforma vecinal recogió en el 2007 unas 5.000 firmas a favor de mantener los espigones. "Hay mucha desinformación sobre el tema y gente que tiene aquí una segunda residencia se opone a que quitemos los espigones porque les gusta la forma actual de la playa", aseguró Barquier. Aunque la zona esta señalizada y se advierte claramente del riesgo que implica nadar en ella, muchos veraneantes hacen caso omiso. "Los socorristas que vigilamos no podemos ver qué sucede detrás de las barreras de piedra y si alguien tiene problemas", manifestó un miembro de la Cruz Roja.

Jordi Galofré, jefe del Servicio de Costas del Ministerio de Medio Ambiente en Tarragona, avanzó que en septiembre estará disponible la documentación necesaria para acometer las obras, que se quieren consensuar con el ayuntamiento y los vecinos. "Contemplaremos, además de la seguridad, aspectos como la protección de la playa y su uso social", detalló Galofré. El Ayuntamiento de Cunit decretó la jornada de ayer como día de luto y convocó un minuto de silencio en memoria del niño fallecido el lunes.