Barcelona retira más de 10.000 vehículos abandonados en un año

La grúa municipal recoge cada jornada una media de 28 coches y motos

Sant Martí, con muchos solares, es el distrito en el que se dejan más turismos

Se lee en minutos
JORDI SUBIRANA / BARCELONA

El Ayuntamiento de Barcelona retira más de 10.000 vehículos abandonados en un año, lo que se traduce en que son 28 los coches y motos que se dejan a diario en las calles con la intención de que la grúa los lleve al desguace. Sant Martí es el distrito con más abandonos, 1.657.

El último balance municipal cerrado dice que en el 2006 fueron retirados 10.345 vehículos. La mayor parte de estos automóviles fueron abandonados por sus propietarios, lo que les comportó una sanción, aunque también se dieron casos en los que los dueños pidieron al consistorio que se encargara de llevarlo al desguace. El Ayuntamiento de Barcelona ofrece esta posibilidad desde hace un tiempo.

Tras Sant Martí, Sants Montjuïc, con 1.485, y el Eixample, con 1.434, son los distritos en los que se abandonan más vehículos. Fuentes municipales explicaron que Sant Martí es una zona con un número importante de solares y puntos por urbanizar en el 22@, lo que hace que muchos barceloneses que quieren prescindir del coche se desplacen hasta allí.

En Sants-Montjuïc, los coches y las motos se suelen dejar en la montaña de Montjuïc, un espacio en el que tampoco hay mucho control. Sorprende, en cambio, que en el Eixample, sin apenas puntos de estacionamiento no regulado, se abandonen 1.434 vehículos en un año. Un portavoz municipal no supo concretar la razón, aunque aseguró que en el centro los coches a retirar se detectan antes porque a diario pasan los vigilantes de las áreas verdes.

En Horta-Guinardó, la grúa recogió 1.233 coches; en Nou Barris, 1.087; en Sant Andreu, 942; en Sarrià-Sant Gervasi, 880; en Les Corts, 634, y en Gràcia, 627. En Ciutat Vella, un distrito con pocas plazas para aparcar en superficie, únicamente se abandonaron 366 vehículos.

ITV CADUCADA

Los agentes actúan sobre aquellos vehículos con evidentes signos de abandono, que están degradados, tienen la ITV caducada y llevan varias jornadas estacionados en el mismo lugar. Tras unos días de control, la policía deja en ellos una pegatina amarilla (que incluye los datos del vehículo y el lugar y la fecha) y un tríptico informativo en el que se explica a los propietarios que el ayuntamiento puede retirarlo gratuitamente si hacen una cesión del coche al consistorio.

Si el turismo sigue en el mismo punto tras ocho días, la Guardia Urbana multa al vehículo por estacionamiento prolongado, añadieron fuentes de la policía local. Si tres semanas después, el conductor no se ha llevado el turismo, colocan un segundo adhesivo, de color verde, para que la grúa municipal pase a recogerlo. Casi todos los coches y las motos suelen ser llevados al desguace.

Noticias relacionadas

Este protocolo de retirada, que dura alrededor de un mes y medio, es el que se acostumbra a aplicar en la mayoría de turismos. Pero, si la Guardia Urbana considera que más que un automóvil se trata de un residuo sólido, es recogido enseguida.

Cuando el propietario de un coche o de una motocicleta opta por recurrir al ayuntamiento para deshacerse de él tiene que dirigirse a las dependencias de la Guardia Urbana las mañanas de los días laborables con la documentación al día. Le harán firmar una cesión del vehículo al consistorio, que se encargará gratuitamente de dar de baja el vehículo y de llevarlo al desguace.