29 mar 2020

Ir a contenido

'Beowulf' une a Angelina Jolie y Anthony Hopkins en el poema épico que revoluciona el cine digital

LAIA JARDÍ (EFE) / LONDRES

Inspirada en el poema épico más antiguo de la literatura inglesa, la película Beowulf ha logrado juntar a Angelina Jolie y Anthony Hopkins en un filme que parte de un clásico literario para convertirse en el futuro de la era digital.

Robert Zemeckis, director de la cinta, que se ha presentado hoy en Londres y llegará a las pantallas españolas este 23 de noviembre, ya intentó con Polar Express (2004) usar una puntera técnica digital denominada Performance Capture.

Pero ha sido con un poema de más de 1.000 años de antigüedad con el que el cineasta, responsable de películas como ¿Quién engañó a Roger Rabbit? (1988) o Forrest Gump (1994), ha logrado su objetivo.

Sensores digitales sobre el traje

Con un presupuesto de 150 millones de dólares (102,4 millones de euros), Zemeckis perfecciona la citada técnica, que usa las tres dimensiones y digitaliza a los actores de carne y hueso y sus voces para convertirlos en imágenes generadas por ordenador.

Para ello, el director ha enfundado a Jolie, Hopkins y John Malkovich en un vestido húmedo de licra con sensores digitales capaces de captar cada movimiento y reproducirlos hasta el último detalle. "No sentí que fuera algo más difícil ni un reto, sino que eres más libre para interpretar, como en un teatro. Sin plató, ni vestuario, solo con esos vestidos y sensores en la cara. Estás tan rodeado de cámaras que terminas sin ser consciente de ellas", ha afirmado Hopkins en la presentación europea del filme en Londres.

El resultado de esta nueva técnica es un mundo entre realidad y fantasía, que libera a los actores de sus cuerpos hasta el punto de permitir al británico Ray Winstone, de 50 años, encarnar el musculoso y joven guerrero Beowulf.

"Me sorprendió que Bob [Zemeckis] pensara en mí para el papel, no me veía haciendo de imponente guerrero con mi estatura mediana. Pero me olvidé de mi peso, estatura y edad porque la historia me pareció fantástica y siempre había querido interpretar a un vikingo", ha bromeado Winstone, conocido por su actuación en Infiltrados (2006).

Comparado con el 'Cantar del Mío Cid'

Apuntado por los objetivos de 40 cámaras, Hopkins encarna al legendario rey danés Hrothgar, cuyo reinado sufre los ataques de un gigante llamado Grendel (Crispin Glover). En su ayuda acudirá Beowulf (Ray Winstone), un héroe escandinavo que salvará el reino del monstruo pero que, tras una hazaña que lo inmortalizará para siempre, debe afrontar la ira de la madre de la bestia (Angelina Jolie), que recurrirá a sus poderes de seducción para buscar venganza.

Comparable en importancia al Cantar de Mío Cid, el anónimo poema Beowulf consta de 3.182 versos, escritos en inglés antiguo entre los siglos VII y XII, que recurren al eterno conflicto entre el bien y el mal y el precio de la gloria.

10 años para adaptar el guión

Con un guión surgido de 10 años de trabajo entre Neil Gaiman y Roger Avary, Beowulf ofrece una buena dosis de efectos especiales, actores de primera línea y batallas épicas para recuperar un poema de reinos escandinavos que ha pasado de boca en boca durante siglos.

Como escribió J.R.R Tolkien en su ensayo de 1936 Beowulf: The Monster and The Critics, "no es la historia de un héroe que vence a los monstruos, ni habla de un viejo rey que muere en su intento de matar a un dragón. Se trata sin embargo del cuento de un hombre al que son sus propios trazos humanos los que lo llevan a su ruina".

Ver película en la cartelera