Ir a contenido

Egipto exhibe como atracción turística la momia de Tutankamón

Los restos pasan del sarcófago original a una urna de cristal climatizada en una sala contigua

El cuerpo había sido fotografiado y analizado varias veces, pero nunca fue mostrado al público

KIM AMOR / LUXOR / ENVIAT ESPECIAL

El faraón Tutankamón sigue descansado en su tumba, la KV 62 del Valle de los Reyes, en Luxor, pero fuera del sarcófago donde ha permanecido oculto a lo largo de más de 3.000 años. Desde ayer, la momia del faraón más popular del Antiguo Egipto se exhibe en una urna de cristal situada en la habitación contigua a la cámara funeraria. A partir de hoy, los turistas que visiten el cementerio faraónico tendrán la oportunidad de mirar por primera vez cara a cara al joven rey. Su cuerpo está cubierto por una tela de lino, excepto la cabeza y los pies. Toda una novedad y un sueño hecho realidad que, sin duda, potenciará todavía más la cada vez más pujante industria turística del país del Nilo.

El traslado de la momia de su antigua a la nueva morada duró escasamente un cuarto de hora. De hecho, el sarcófago dista de la caja de cristal solo unos 10 metros. La operación la llevó a cabo un grupo de cuatro expertos dirigidos por el secretario general del Consejo de Antigüedades de Egipto, el siempre mediático arqueólogo egipcio Zahi Hawass. La secuencia fue grabada por dos canales de televisión estadounidenses, National Geographic y Discovery Channel, que se llevaron la exclusiva, junto a los fotógrafos de tres agencias internacionales de prensa.

Solo después se permitió la entrada al centenar de periodistas que esperaban fuera del templo funerario bajo un sol de justicia. El calor fue aún más sofocante dentro, donde se sudaba a borbotones, entre empujones, flashes y focos "Es un día muy importante para todo el mundo. Tutankamón está a salvo", dijo Hawas mientras posaba, con su habitual sombrero tipo Indiana Jones, frente a las cámaras.

CLIMATIZACIÓN

La moderna urna de cristal climatizada protege los milenarios restos de cualquier agente dañino mediambiental. Hawass recordó que la momia se encuentra en bastante mal estado, según sostiene debido al trato que le dió el arqueólogo británico Howard Carter, que descubrió la tumba intacta el 4 de noviembre de 1922, ayer hizo 85 años. De hecho, el cuerpo de la momia está partido hasta en 18 trozos.

La cabeza del joven faraón, que murió a los 19 años de edad en el 1352 a.C., es pequeña y negra como el azabache, al igual que los pies, que miran al cielo tiesos como un palo. Entre sus labios de percibe parte de los dientes.

Desde que se descubrió, solo se ha abierto el sarcófago en cuatro ocasiones. Aparte de la de ayer, la última fue el 2005, cuando la momia fue sometida a un examen con un sofisticado escáner. Entonces se detectó una herida en una de las piernas, lo que ha abierto la teoría de que pudo haber fallecido como consecuencia de una caída durante una partida de caza.

Los grupos de turistas que visitaron ayer el Valle de los Reyes se preguntaban a qué se debía tanta expectación mediática. No tenían ni idea de lo que estaba ocurriendo. "Sabía que iban a mostrar por primera vez en público el rostro de Tutankamón, pero no hoy", dijo Walid, un guía que conducía a cuatro parejas de españoles. ¿Sabes si los guías podremos entrar a ver la momia ahora?", preguntó.

PRIMEROS TURISTAS

Con la boca abierta se quedaron también las británicas Louis y Sarah, que estudian egiptología en Londres. "Esto traerá más turismo a Egipto. La verdad es que hasta ahora la tumba de Tutankamón no tenía demasiado interés. Pero esto cambia las cosas", dijo Sarah, que observaba inquieta el salir y entrar constante de informadores de la tumba. Ayer, el privilegio fue solo para la prensa. Hoy será para el resto de mortales, previo pago de unos 11 euros. Pero hubo quien pasó por alto la norma. Aprovechando la confusión que reinaba en la boca que da acceso a la KV 62, y tras convencer al guardian de la entrada, el parisino Michel Denis y sus tres hijos se convirtieron en los primeros turistas de la historia en ver el rostro del faraón. "Hace dos días estuvimos viendo la sala de Tutankamón en el museo egipcio en El Cairo. Lo de hoy ha sido impresionante", dijo, pletórico, Denis.

0 Comentarios
cargando