Ir a contenido

Dave Gahan "A veces logro parecer un tipo normal"

JUAN FERNÁNDEZ / MADRID

ÍDOLO DE LOS 80

NACIDO EN INGLATERRA HACE 45 AÑOS

SACA UN DISCO EN SOLITARIO SIN OLVIDAR EL GRUPO QUE LE DIO FAMA MUNDIAL

--¿Este disco significa que se quiere dedicar a ser un solista?

--Realmente no. Este trabajo surgió sin plan ni agenda previa. Cuando hice Paper Monster sí tenía claro que quería grabar un disco solo, me apetecía explorar territorios que no había recorrido con Depeche Mode. Por eso, desde el principio conté con un productor. Esta vez no ha sido así. Cristian Eigner y yo empezamos a experimentar a partir de mi deseo de hacer algo electrónico. Cuando llevábamos 10 canciones vimos que ahí había un álbum. Pero también podrían haber acabado en un disco del grupo. Todo fue muy espontáneo, en ocho semanas.

--En las letras muestra preocupaciones religiosas. ¿Qué interpretación hemos de darle?

--Que mi alma sigue buscando. En mi interior aún hay territorios bloqueados que necesitan liberarse. Diría que hay dimensiones de mi persona que aún están creciendo. Como músico, como padre, como persona... Busco un mayor equilibrio en mi vida. Y encuentro importante expresar esto en mi música.

--¿Esas facetas de su vida suponen un conflicto? ¿Sus canciones son una terapia?

--No es que lo viva dramáticamente, es que la vida es así. La vida tiene altibajos, momentos buenísimos y ratos difíciles. A la mía no le han faltado vaivenes de es tipo, pero al fin estoy aprendiendo que no todo en la vida es tan difícil como creía.

--"Me siento tan viejo...", dice en la canción Down. ¿Se siente así?

--En realidad es una metáfora. Ese sentimiento es como una enfermedad del alma que siempre me ha acompañado. Incluso cuando era un crío con frecuencia tenía la sensación de haber estado en todos los lugares antes. Entonces me preguntaba con preocupación si más gente tendría esa misma sensación. Ya sé que sí, y eso me reconforta, pero no impide que a veces me sienta tremendamente cansado.

--¿Tener dos proyectos paralelos es como tener dos novias, dos casas, dos vidas, dobles placeres?

--No veo la separación entre Depeche Mode y mis discos en solitario. Lo veo como un todo, una continuación. Se trata de música, y para mí la música no tiene dueño. Muestro estos sonidos en solitario porque son en los que he estado trabajando en este tiempo por mi cuenta, pero lo que suena en Depeche Mode también forma parte de mí, es mi voz, lo encuentro tan mío como esto.

--Algún motivo habrá para que el cantante de un grupo de éxito decida hacer un proyecto en solitario.

--Fundamentalmente, la libertad y la apuesta personal. Evidentemente, hay cosas que puedo hacer en un disco en solitario y no podría en la banda. Como la posibilidad de trabajar con otros colaboradores. Con Depeche Mode eso no era posible.

--Pero Depeche Mode continúa adelante.

--Por supuesto. Sé que Martin Gore está escribiendo canciones, a finales de año probablemente nos reuniremos para ensayarlas y supongo que el año que viene ya podremos hablar de ese posible nuevo disco.

--¿La historia de Depeche Mode le pesa en algún sentido?

--Tengo a mi familia, que se encarga de protegerme de todo eso. Mis hijos son lo más importante, y para ellos solo soy su papá, nada más. Cuando estoy de gira asumo que a veces no puedo salir del hotel. Pero donde vivo, en Nueva York, no tengo problemas. La gente está ocupada en sus trabajos y yo a veces logro parecer un tipo normal.

0 Comentarios
cargando