Ir a contenido

Rutger Hauer: "'Blade Runner' sigue siendo única y genial. Es irrepetible"

DESIRÉE DE FEZ / SITGES

--Ha encarnado a personajes de peso en Blade Runner (1982), Lady Halcón (1985) y Carretera al infierno (1986). ¿Se siente más atraído por el cine fantástico y de terror?

--Como actor, no suelo hacer distinción entre géneros, no acostumbro a poner etiquetas a las películas en las que trabajo. Por ejemplo, mientras rodaba Carretera al infierno con Robert Harmon no pensaba que estaba haciendo una película de terror. Sólo interpretaba a un personaje.

--¿Qué opina de Blade Runner 25 años después de trabajar en ella?

--Sigue siendo única y genial. Para mí es como si acabara de rodarse, como si la hubiese hecho ayer. Es una de esas películas que se te quedan dentro. Es cierto que en su día, cuando se estrenó, generó reacciones encontradas, pero a la gente a la que le gustó entonces le sigue gustando ahora. Eso es muy emocionante.

--Encarna a un personaje clave de la historia del cine de ciencia-ficción, el replicante Roy Batty. ¿Es el papel más grande de su carrera?

--Estoy orgulloso de muchos de los personajes que he recreado, pero hay algo que hace muy especial a Blade Runner y al personaje que interpreto, y es que es una película irrepetible. Encarnar a Roy Batty fue una experiencia única.

--El monólogo final del personaje marcó a mucha gente.

--Es cierto. Y me encanta cómo suena ese monólogo en castellano. Es mucho más hermoso que en inglés.

--¿Por qué otros personajes de su filmografía, en la que también abundan series y telefilmes, siente predilección?

--En realidad, un actor solo dedica unos meses de su vida a un rodaje. No es tanto tiempo como para implicarte emocionalmente, pero es cierto que puedes sentirte más ligado a unas que a otras por tu experiencia, porque te guste más la historia o por algo más abstracto.

--¿Algún ejemplo?

--Sí, una de mis favoritas es Lady Halcón. También me gustan mucho Carretera al infierno, Furia ciega, La leyenda del santo bebedor y The room. Y eso que esta última, un cortometraje que codirigí con Erik Lieshout, dura 10 minutos. A veces el material de una película te atrapa mucho, su historia puede llegar a engancharte sin saber por qué.

--¿Recuerda más rodajes especiales?

--El de Escape from Sobibor, por ejemplo, un telefilme inspirado en hecho real ocurrido en un campo de concentración durante la segunda guerra mundial. Ya han pasado muchos años. Aunque pueda parecer ridículo, un día me descubrí a mí mismo llorando en el rodaje sin saber muy bien por qué.

--Además de Blade Runner, es conocido por sus trabajos con el holandés Paul Verhoeven.

--Sí, Verhoeven es un gran director, un director de culto. Y ha tenido un papel muy importante en mi carrera. Cuando yo empezaba, me dio la oportunidad de rodar en Holanda películas que me abrieron las puertas de Estados Unidos, como Delicias turcas. Es indiscutible que en parte he llegado hasta aquí gracias a él.

--¿Le gustan todas las versiones de Blade Runner o preferiría que no la hubieran retocado?

--Las tres versiones oficiales son diferentes. Pero las que menos me gustan son la que incluyen el sueño del unicornio. Al sugerir que Deckard personaje de Harrison Ford es un replicante, la historia pierde fuerza. Prefiero la versión original, mucho más intensa. Es mejor un romance entre un humano y una replicante que entre dos replicantes.

--Ha publicado este año su autobiografía...

--Es un libro del que estoy orgulloso. Son 23 momentos clave de mi vida contados con total sinceridad.

Temas: Blade Runner

0 Comentarios
cargando