El cine de terror español se impone en el cartel de Sitges

Cuatro películas de producción local, entre ellas 'REC', de Jaume Balagueró y Paco Plaza, compiten en la sección oficial

3
Se lee en minutos
DESIRÉE DE FEZ / BARCELONA

El festival de Sitges ofrece en su 40ª edición un programa que da testimonio de la buena salud del cine español fantástico y de terror. Una de las demostraciones de ese estado de gracia esEl orfanato,la película que representa a España en la carrera hacia los Oscar y el título que inaugura este jueves la nueva edición del festival. Pero el filme de Juan A. Bayona no es la única prueba de que el cine fantástico y de terror ha renacido aquí con fuerza.

Otra prueba de peso es la presencia en Sitges 2007 de 10 largometrajes españoles del género, cuatro en la sección oficial fantástica a concurso y, por tanto, en competencia con títulos muy esperados. Las cintas españolas a competición tendrán que vérselas conHalloweende Rob Zombie,remakedel clásico de John CarpenterLa noche de Halloween(1978), o las películas orientalesSukiyaki western djangoyI'm a cyborg, but that's ok,dirigidas respectivamente por el japonés Takashi Miike y el surcoreano Park Chan-Wook, encumbrados por el fiel público de Sitges.

EN ALZA

Los títulos españoles presentes en esta edición son, en palabras de Ángel Sala, director del festival, "las películas que, a raíz del éxito deEl laberinto del fauno,están impulsando la recuperación del cine español de género, como sucedió en los 90 con las de Jaume Balagueró y Alejandro Amenábar". Balagueró es precisamente uno de los responsables deREC,una de las películas españolas a concurso. Rodada al alimón entre el autor deLos sin nombre(1999) y Paco Plaza (Romasanta), se trata de una trepidante cinta de zombis.El rey de la montaña,de Gonzalo López-Gallego y protagonizada por Leonardo Sbaraglia y María Valverde, es unthrillerrural presumiblemente tenso y desesperado.

Las otras dos cintas españolas de la sección oficial fantástica a concurso son obra de debutantes: la película de viajes en el tiempoLos cronocrímenes,a cargo de Nacho Vigalondo (nominado al Oscar por su corto7:35 de la mañana), yLa habitación de Fermat.Esta última, en torno a la resolución de un enigma, es el primer largo como director del humorista Luis Piedrahita y el guionista Rodrigo Sopeña. A propósito de estos dos filmes, Sala se refiere al aluvión sobre Sitges de "gran cantidad de óperas primas, no sólo españolas" y cita los debuts francesesÀ l'intérieur,de Julien Maury y Alexandre Bustillo, yFrontière(s),dirigida por Xavier Gens.

En relación a la participación española y francesa, cabe hacer referencia a la fuerte presencia de películas europeas, entre ellas lo nuevo del director deZombies party(2005). Tremendamente popular en su país, el inglés Edgar Wright viene a Sitges a presentar su peculiar película de acciónHot Fuzz.

VARIEDAD Y AMPLIACIÓN

Las cinematografías asiática y estadounidense también brillan en todas las secciones. En cuanto a la primera, explica Sala, "el festival ha huido de las películas con melenas negras y ha encontrado cosas interesantes en los terrenos de la acción y la ciencia-ficción". Sirvan de ejemploMushishi,fantasía en imagen real del reputado Katsuhiro ótomo (Akira), y elthrillerTriangle,a cargo de Ringo Lam, Tsui Hark y Johnny To.

Noticias relacionadas

Entre las películas de EEUU más esperadas estánTeeth,de Mitchell Lichtenstein, una gamberrada que arrasó en Sundance y versa sobre una chica con la vagina dentada, y la nueva película de George A. Romero, que recibe el Gran Premio Honorífico. EsDiary of the dead,que aglutina dos cosas omnipresentes en esta edición: "Las películas de zombis que responden al momento presente y las reflexiones sobre el lenguaje audiovisual", cuenta Sala.

El festival corona su 40ª edición con el pase de una copia en alta definición (con proyector digital) del montaje final deBlade Runner(Ridley Scott, 1982) y con clases magistrales a cargo de ponentes de la importancia de los directores Alex Proyas (Yo, robot) y Tarsem (de quien puede verse este año a concursoThe fall), y de los responsables de la empresa catalana de efectos especiales DDT, ganadores del Oscar por su trabajo enEl laberinto del fauno.