Ir a contenido

La Cubana repesca 'Cómeme el coco, negro' en el 25° aniversario

El grupo recupera su obra emblemática a partir de esta noche en Viladecans

MARTA CERVERA / BARCELONA

El humor y la ternura han marcado los espectáculos de La Cubana, compañía que se lió la manta a la cabeza en 1989 para crear Cómeme el coco, negro. El show cubanero, una original propuesta con risa, buenos sentimientos y cutrerío, supuso el primer gran éxito de la compañía de la que han salido algunos actores tan populares como Mercè Comes, Santi Millán, Mon Plans, Anna Barrachina y José Corbacho.

Todos ellos intentarán asistir a algunas de las tres únicas funciones que, a modo de preestreno, servirán para calentar la gira que iniciarán por España y Catalunya. "El coco es nuestro espectáculo emblemático", recuerda Jordi Milán, director de La Cubana, que también actuará en este nuevo montaje que reproduce los decorados y el vestuario originales. "Entonces dimos todo lo que teníamos, unas 200.000 pesetas, para comprar los vestidos de una vedete con los que montamos la obra".

La Cubana ha cambiado mucho desde entonces, pero el espíritu de la obra no ha variado, aunque se han hecho bastantes retoques y han variado algunos personajes.

ACTORES DE AYER Y HOY

De aquella obra que les otorgó su primer gran triunfo solo quedan el director y otros dos intérpretes: Jaume Baucis y Xavi Tena. Completan el cartel en esta ocasión Meritxell Huertas, Ota Vallès, Meritxell Duró, Maria Garrido, Eduard Alejandre, Nuria Benet, Alexandra González, Roelkis Bueno, José Pedro García. "Ahora nadie tiene que pintarse para hacer de negro. Tenemos uno de verdad", apunta Milán, para quien el éxito de la compañía radica en "la naturalidad y la espontaneidad de los actores".

Por La Cubana  han pasado muchos actores rechazados en su día en las pruebas de admisión de Institut del Teatre. Más que actores de método, Milán se rodea de gente muy observadora, con un don para registros vocales y acentos.

Cómeme el coco, negro rinde homenaje al mundo de la revista. En él se narran las peripecias de un negro en una familia peculiar. La involucración del público, para variar, será una pieza clave en la función.

Temas: La Cubana Teatro