Ir a contenido

Ed Harris proyecta un 'western' interpretado por Viggo Mortensen

Javier Bardem rechazó la oferta de participar debido a un proyecto teatral

MERCEDES JANSA / LAS PALMAS

Han pasado siete años desde que Ed Harris (Nueva Jersey, 1950) se puso por primera vez tras la cámara para recrear el genio del pintor Jackson Pollock, y ahora repetirá la experiencia con un western, del que es además productor y guionista, en el que participarán Viggo Mortensen, protagonista de El señor de los anillos y Alatriste, y Diane Lane, protagonista con Adrien Brody de Hollywoodland. Harris ha confesado que quiso contar con Javier Bardem pero el actor español declinó la oferta porque este próximo otoño tiene un compromiso con el teatro.

El protagonista de Copying Beethoven, cuatro veces candidato a un Oscar y otras tantas frustrado, habló de sus planes más inmediatos tras una visita fugaz al festival de cine de Las Palmas. El homenaje previsto para el próximo fin de semana se adelantó por ajustes en su agenda y, en un gesto poco habitual en el olimpo de las estrellas, voló 20 horas para estar 12 en Canarias. Además, se quedó con el personal al leer en un buen castellano el discurso que traía escrito en un papel, tarea en la que le ayudó su amigo Mortensen.

Appaloosa es el título del western para el que busca financiación. Los filmes del Oeste, comentó Harris, "son difíciles de vender a los productores porque les cuestan mucho dinero". Y pese a que el género escasea entre las producciones de Hollywood, el protagonista de El show de Truman --interpretación que le valió el Globo de Oro--, se siente especialmente atraído por este tipo de películas. En ningún caso pretende "revitalizar" el género sino que ha buscado satisfacer su propia curiosidad. "Me gusta la historia de la frontera con México", afirmó.

Aunque reconoció su escaso conocimiento del cine español, sí dijo haber visto la oscarizada Mar adentro y de ahí su interés por Bardem. Pero quien encarnó a Ramón Sampedro tiene un compromiso el próximo otoño con el teatro, según desveló Harris, quizá poco consciente del alcance de sus palabras ya que no se recuerda la presencia de Bardem en un escenario.

DIRECTORES EXIGENTES

Su interés por la dirección tiene que ver con la intensidad que da a sus interpretaciones. A Harris le gusta ponerse en las manos de realizadores que le "guíen". Pero cuando los directores "no son exigentes", piensa en ponerse tras la cámara. Y para no pasar malos ratos, no lee las críticas.

0 Comentarios
cargando