Ir a contenido

Un casino pone en peligro la gran exposición de Tutankamón

EFE / LONDRES

Dice la leyenda que Tutankamón echó una maldición a quienes osaran presenciar la apertura de su tumba. El célebre faraón de Egipto puede sucumbir ahora ante otro maleficio: el de la Cúpula del Milenio en Londres.

Este inmenso pabellón a orillas del río Támesis arrastra una desafortunada historia. El Millennium Dome tenía previsto albergar el próximo noviembre la exposición Tutankamón y la edad dorada de los faraones. Sin embargo, el plan para exponer de manera seria los más de cien tesoros del sarcófago de Tutankamón ha quedado en suspenso por el empeño del dueño del edificio, el multimillonario estadounidense Phillip Anschutz, de montar en el mismo solar un supercasino al estilo de Las Vegas, que, como una atracción más, mostraría estas piezas.

Anschutz espera obtener en enero la licencia para abrir el establecimiento en virtud de una ley que liberaliza el juego en Gran Bretaña. Zahi Hawass, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, considera un "insulto a la dignidad" del rey Tut instalarlo allí. "Si se abre un casino en el Domo, no mandaré los objetos a Londres", declaró el pasado domingo el secretario general al The Sunday Times.

Esta cita espera repetir el éxito de la exposición de 1972, que atrajo a 1,7 millones de visitantes y provocó colas diarias de hasta ocho horas. El rey Tut, que solo reinó durante un década, ha fascinado al público desde que el arqueólogo británico Howard Carter descubriera su cámara funeraria en 1922 en el Cairo.

0 Comentarios
cargando