Ir a contenido

Buenafuente dedica el Ondas a la imaginación en televisión

Alejandro Sanz, Ricky Martin y David Bisbal fueron las estrellas musicales

JORDI BIANCIOTTO / BARCELONA

Fueron un total de 26 premios, pero la atención mediática se centró en unos pocos de ellos: Andreu Buenafuente, David Bisbal, Ana Torroja, los equipos de la película Salvador, de la serie Porca misèria y del programa de radio Minoria absoluta acapararon anoche las cámaras en la 53ª edición de los premios Ondas, en el Barcelona Teatre Musical. Compitieron en protagonismo con la pareja presentadora, Carles Francino y Gemma Nierga, y con un Alejandro Sanz que intervino para cantar A la primera persona.

La familia Ondas quedó incompleta porque, como anunció Francino de buen comienzo, imponderables del tráfico aéreo impidieron anoche, a última hora, trasladarse de Madrid a Barcelona a cerca de un centenar de invitados. Entre ellos la directora general de Radiotelevisión Española, Carmen Caffarel, y Miguel Ríos, que debían recoger sendos premios.

El humor y cierta resignación deportiva, sin embargo, encarrilaron una noche aliñada con aplaudidos gags de Carlos Latre, en especial su homenaje a Boris Izaguirre, que estaba en la sala. También apeló a la comicidad Toni Soler, quien, en nombre de Minoria absoluta, agradeció "a los políticos catalanes por ser fuente de inspiración contínua".

Andreu Buenafuente recogió el premio al mejor programa de entretenimiento con un llamamiento a la imaginación en el campo audiovisual. "El premio demuestra que es mentira aquello de que, en televisión, está todo inventado. Viendo la televisión que hay actualmente, está todo por inventar". Buenafuente evocó sus primeros pasos en la radio, cuando tenía 17 años. "Quien me abrió la puerta era Carles Francino. Ahora tengo 41 años, estoy recogiendo un premio y aquí vuelve a estar Carles Francino. O sea, estoy estancado", bromeó.

EMOCIÓN CON 'SALVADOR'

Justo Molinero aludió a su apego a la tierra que le acogió. "El día 9 se cumplieron 40 años que soy catalán". Y Joel Joan, el único que ofreció todo su parlamento en lengua catalana, reivindicó Porca misèria por plantear "una narrativa algo diferente a la que estamos acostumbrados en televisión". El momento de mayor tensión emotiva lo puso el premio a Salvador, que recogieron Manuel Huerga, Jaume Roures, Leonor Watling y Carme e Imma Puig Antich, que expresaron su deseo de que el filme "pueda ayudar a la revisión del proceso" de su hermano.

En la parcela musical, David Bisbal celebró el galardón con su habitual entusiasmo. "Es el primero que recibo de la industria musical de mi país", subrayó el almeriense, que interpretó Soldado de papel, canción dedicada a los niños envueltos en conflictos armados. Ana Torroja dedicó su premio, otorgado por el disco de revisiones de Mecano (que calificó de "arriesgado"), a "las canciones de Nacho y José por dejarse maquillar de una forma diferente".

Corinne Bailey Rae y Ricky Martin con Chambao amenizaron la gala con su música, Shakira mandó un saludo enlatado y los miembros de Dover dijeron estar "muy emocionados". Alejandro Sanz reapareció para dar el premio a David DeMaría, que le lanzó un deseo. "Aunque no sea tan guapo ni tenga las caderas de Shakira, me gustaría cantar un día con él". No es el único.

Temas: Premios Ondas

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.