Ir a contenido

La película póstuma de Jordà se estrena solo en una sala

'Més enllà del mirall' trata de personas que no reconocen objetos o signos

CRISTINA SAVALL / BARCELONA

Esther Chumillas reconoce un coche porque lee la matrícula, pero si el vehículo carece de número de placa es incapaz de deducir qué objeto es. La protagonista de Més enllà del mirall, la película póstuma de Joaquín Jordà, padece una agnosia visual que le altera la orientación topográfica por lo que tampoco distingue una calle de otra. Ella, al igual que el cineasta, superó un coma profundo que le dejó como secuela percibir la realidad e interpretarla de otra manera. La carencia de Jordà, fallecido el pasado junio a causa de un cáncer, era justamente el negativo de la de ella. El director codificaba objetos y lugares, pero no era capaz de interpretar signos.

La agnosia es la pérdida de la facultad de transformar las sensaciones simples en percepciones, y la alexia, la imposibilidad de descifrar números o letras. Ambas, causadas por una lesión del cerebro. De eso trata Més enllà del mirall, de personas que ven pero con otras sintonías. "Jordà me pedía que le leyera. Nunca he dejado de hacerlo. Sé que ando por mi calle por los letreros", explica en conversación telefónica desde Cuenca Esther Chumillas, que consiguió licenciarse en pedagogía y hoy, a sus 23 años, da clases a alumnos que precisan educación especial.

"En vez de facilidades, todo son zancadillas. Mi primer destino era dar clases en cuatro pueblos de las afueras de Cuenca. Si no puedo ir andando, ¿cómo puedo ir en coche?" Ese día, como tantos otros, llamó a Jordà. "Me decía que adelante, que ya encontraríamos la solución". Se conocieron hace cuatro años cuando él la telefoneó después de conocer su caso por la prensa.

No fue la única propuesta que tuvo para rodar un documental, pero intuyó que Jordà la trataría con respeto. "Era como el abuelo de Heidi. Me aconsejaba sabiamente y nunca mostraba su tristeza. Lo último que me dijo fue que no me hundiera, que luchara, pero será muy difícil encontrar a alguien que me comprenda tan bien como él".

Laia Manresa, autora del libro Joaquín Jordá. La mirada libre, es coautora del guión de esta película que ella considera "una gran lección de vida". Manresa y Sergi Díez toman el relevo del nuevo filme que preparaba Jordà. Morir de dia versa sobre la irrupción de la heroína en la Barcelona de los años 80. Núria Esquerra se encargó del montaje de Més enllà del mirall. "Como dice un personaje, Jordà subió un peldaño. Al saber que se acerca la muerte, los valores cambian". Lamentablemente la cinta tiene más homenajes que salas. Solo la estrenan los cines Boliche, aunque la FNAC ofrece esta tarde un pase especial que cierra una serie de conferencias en torno a Jordà.