Ir a contenido

La rehabilitación del Teatre Goya costará 3 millones

Josep Maria Pou abrirá la próxima temporada con 'The history boys', de Alan Bennet

MARTA CERVERA / BARCELONA

El Teatre Goya está listo para ser derruido por dentro y rehabilitado en profundidad. Si todo sale según lo previsto por el arquitecto Toni Barrades, la renovada sala inaugurará la temporada próxima en septiembre o, como muy tarde, en Navidad del 2007. The history boys (Els alumnes de la classe d'his-

tòria    ), de Alan Bennett, abrirá la nueva etapa del local propiedad del Centro Aragonés de Barcelona, que Focus --empresa productora y exhibidora que ya controla el Romea, el Villarroel, el BTM, el Condal y el Borrás-- ha alquilado por 25 años.

Ferran Mascarell, conseller de Cultura, Fernando Cerón, subdirector de teatro del INAEM, y Daniel Martí-

nez, de Focus, oficiaron ayer la presentación del proyecto junto al director artístico del teatro, Josep Maria Pou, así como Jacinto Bello (presidente de la Casa de Aragón), Josep Maria Alentorn (Caixa de Catalunya) y el concejal de Cultura, Carles Mar-

tí. Las obras, que empezarán a final de mes, costarán casi tres millones de euros (2.843.557) de los cuales casi dos (1.890.777) los aportará el Consorci del Pla de Rehabilitació i Equipaments de Teatres de Barcelona, formado por la Generalitat, el Ministerio de Cultura y el ayuntamiento. Otros 772.780 proceden de Focus y 180.000, del Gobierno de Aragón.

PLATEA ELEVADA

El nuevo Goya tendrá capacidad para 520 personas y el cambio más visible se producirá en la platea, que se elevará y conectará con el primer piso para crear un gran foyer. "El teatro será nuevo por dentro, dentro de una caja ya existente", destacó el arquitecto Toni Barrades. Reforzar los cimientos, dotarlo de medidas de seguridad, actualizar y modernizar las instalaciones eléctricas y la caja escénica, y colocar un sistema de climatización son algunas de las medidas que se llevarán a cabo en el espacio, que cerró sus puertas en el 2004.

"Un teatro no es más que una tribuna. Desde el escenario los intérpretes lanzan interrogantes para que el público los coja al vuelo y se vaya encontrando con ellos a lo largo del tiempo para intentar resolverlos", dijo ayer Josep Maria Pou, actor y director que debutará como responsable artístico de la programación del teatro siguiendo los pasos de Calixto Bieito, en el Romea, y Javier Daulte, en el Villarroel.

La apuesta de Pou por The history boys como espectáculo inaugural es una demostración de intenciones. La obra, que habla de los problemas educativos de los adolescentes, ha triunfado en Londres y Nueva York (Nicholas Hytner la ha llevado al cine). "Quisiera que las nuevas generaciones se reencontraran aquí con los grandes títulos del siglo XX y del repertorio universal, de autores como Ibsen y Pirandello; siempre vistos con ojos de creadores de hoy", dijo Pou, que compaginará su nuevo reto con su oficio de toda la vida.

El Goya, que programará principalmente en catalán, estrenará dos producciones por temporada, una de ellas dirigida por el propio Pou. Entre los títulos que se barajan para el futuro figuran Un marit ideal, de Oscar Wilde; Els absolts, de Jessica Blank y Eric Jensen; Servidor vostre, Orson Wells, de Richard France y Truca un inspector, de J. B. Priestley. La Caixa de Catalunya patrocinará las cinco primeras temporadas con 600.000 euros.

Temas: Focus Teatro