SI NO HAY AVANCES EN 15 DÍAS

Vecinos del edificio Venus de La Mina exigen agilizar la expropiación y amenazan con ir a los tribunales

El colectivo de afectados lo ha comunicado tras la destitución del secretario de Asuntos Sociales y Familias, Francesc Iglesias

Señalan que el cese de Iglesias, que ostentaba la presidencia de la comisión ejecutiva del Consorcio del Barrio de La Mina, puede suponer retrasos

 El bloque de viviendas de la calle Venus, en la Mina

 El bloque de viviendas de la calle Venus, en la Mina / Maite Cruz

Se lee en minutos

EFE

Vecinos del edificio Venus del barrio de La Mina de Sant Adrià de Besòs (Barcelonès) han exigido que se agilice la aprobación del plan de trabajo de la finca, que implica su expropiación y el realojo de los moradores, y han amenazado con emprender medidas legales si no hay avances en 15 días.

El colectivo de afectados así lo ha sostenido en un comunicado tras la destitución del secretario de Asuntos Sociales y Familias, Francesc Iglesias, que ostentaba también la presidencia de la comisión ejecutiva del Consorcio del Barrio de La Mina, integrado por los ayuntamientos de Sant Adrià y de Barcelona, la Generalitat y la Diputación.

Tal y como alertan los inquilinos, el cese de Iglesias puede suponer retrasos en el proyecto del edificio Venus, ya que de él dependía convocar el consejo plenario para aprobar el plan de trabajo, todo ello después de que el pasado junio el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ordenase reactivarlo, tras diez años paralizado.

"En el edificio Venus nos hemos encontrado con diversas dilaciones en el tiempo a causa de la renovación de cargos políticos y técnicos", han remarcado los vecinos, quienes han pedido "agilidad" y han advertido de que podrían tomar medidas legales como la ejecución de la sentencia del TSJC si no reciben "noticias" en 15 días.

Demoler el degradado edificio

El alto tribunal catalán condenó al Consorcio a seguir adelante con el plan, que prevé la demolición del degradado edificio, el realojo de los vecinos y la regeneración de la zona y decretó que el Jurado de Expropiaciones de Catalunya asuma la tasación, peritaje y fijación del precio justo en los expedientes de expropiación. Los inquilinos también han recordado que "los ritmos políticos no se corresponden con los ritmos de la vida" en la finca y han avisado que su situación podría verse todavía más perjudicada por las elecciones catalanas.

Te puede interesar

El proyecto, previsto en el Plan Especial de Reordenación y Mejora del Barrio de la Mina que se aprobó en 2002, estaba paralizado a raíz de las alegaciones que presentaron los vecinos del edificio Venus, disconformes con la tasación sobre el valor de sus viviendas y que adujeron que no podían hacer frente a los pagos que se les exigían para acceder a los pisos donde iban a ser realojados.

No obstante, el TSJC estimó el recurso presentado por los vecinos y reconoció en su fallo que la inactividad del Consorcio durante estos años ha impedido ejecutar las medidas aprobadas en el plan, que preveían una serie de intervenciones urbanísticas para regenerar la zona y frenar la exclusión y marginalidad que estigmatiza al barrio.