Ir a contenido

PRESENTACIÓN EN ESPLUGUES DE LLOBREGAT

Las primera bicicleta eléctrica metropolitana empieza a rodar

El nuevo servicio de movilidad sostenible impulsado por el AMB arranca en 12 municipios

Luis Benavides

Uno de los 45 módulos de E-Bicibox, en Esplugues de Llobregat

Uno de los 45 módulos de E-Bicibox, en Esplugues de Llobregat

El Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) ha presentado esta mañana en Esplugues de Llobregat un nuevo servicio enmarcado en su estrategia para promocionar la bicicleta como un transporte urbano y metropolitano habitual. El E-Bicibox arranca en 12 municipios con una flota inicial de 300 bicicletas eléctricas de uso compartido y 45 módulos o aparcamiento seguros con unas 14 plazas cada una.

Los usuarios de este nuevo servicio deberán recoger y devolver las bicicletas en los módulos E-Bicibox, pero podrán hacer alguna parada en los módulos Bicibox, un servicio que permite aparcar de forma segura bicicletas privadas y con presencia en unos 19 municipios metropolitanos. Cada servicio, eso sí, requiere su propia tarjeta.  El abono del E-Bicibox incluye una cuota anual de 30 euros al año y una tarifa según franjas temporales de uso.  

El vicepresidente de Movilidad y Transporte del AMB, Antoni Poveda, confía en el éxito de un servicio que complementa el servicio de aparcamientos seguros en funcionamiento desde julio del 2011. “Bicibox se ha convertido en poco tiempo en un referente de la movilidad sostenible porque uno de los problemas que más preocupaba a los usuarios eran los robos. Ahora,  ponemos en marcha esta bicicleta eléctrica compartida porque tenemos una orografía complicada y porque no todo el mundo tiene una bicicleta”, ha explicado Poveda, quien ha subrayado se trata de facilitar el uso de modos de transporte públicos alternativos al coche, “que ocupa el 70% del espacio público y es el principal responsable de la contaminación del aire que respiramos”.

El AMB activará una campaña informativa en los próximos días para dar a conocer este nuevo servicio, operativo entre las 7.00 y las 24.00 horas los 7 días de la semana y 365 días al año. El horario, explican fuentes municipales, se podría adaptar en un futuro en función de la demanda y del uso del mismo. Fuentes de la empresa gestora del servicio, Movement, explican que todas las bicicletas eléctricas de E-Bicibox estarán geolocalizadas en todo momento y eso permitirá hacer un estudio del comportamiento de los usuarios y conocer las rutas más comunes.

El servicio se ha puesto en marcha en los siguientes municipios metropolitanos: Castelldefels, Cornellà de Llobregat, Esplugues de Llobregat, Gavà, L'Hospitalet de Llobregat, El Prat de Llobregat, Sant Boi de Llobregat, Sant Feliu de Llobregat, Sant Joan Despí, Sant Just Desvern y Viladecans. En las próximas semanas llegará a Sant Cugat del Vallès. El objetivo del AMB es ampliar el servicio y cubrir todos los municipios metropolitanos en un futuro.