Ir a contenido

El AMB y los municipios metropolitanos quieren reinventar el modelo de gestión de un litoral en peligro

Más de 100 expertos se reúnen para analizar los obstáculos en la gestión de la línea de costa y buscar nuevos modelos de gestión más eficaces

La recuperación de los paisajes dunares y otras soluciones de base natural fueron reconocidas durante el congreso como los mejores métodos de protección del litoral

EL PERIÓDICO / BARCELONA

El congreso en el que AMB y municipios puiseron en común políticas para proteger el litoral.

El congreso en el que AMB y municipios puiseron en común políticas para proteger el litoral.

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) lideró y organizó, junto con los ocho ayuntamientos de los municipios metropolitanos de costa (Castelldefels, GavàViladecans, El Prat de Llobregat, Barcelona, ​​Sant Adrià de Besòs, Badalona y Montgat) el primer congreso LitoMet, una jornada para definir políticas públicas para la preservación del litoral metropolitano.

En este encuentro, celebrado los días 29 y 30 de junio, intervinieron un centenar de expertos de diferentes áreas de conocimiento y responsables públicos, que reflexionaron conjuntamente con el objetivo de establecer las líneas maestras de intervención que necesitan estos espacios.

REINVENTAR EL MODELO DE GESTIÓN

En las diferentes ponencias se destacó el valor de la proximidad, partiendo de la tesis de que los Gobiernos locales y sus redes de participación son los actores clave para implementar una gestión unitaria y cohesionada. A pesar de ello, las competencias en el ámbito del litoral metropolitano están fragmentadas entre muchas administraciones territoriales, y a menudo se articulan de manera muy segmentada.

Pablo Molina, secretario de la Asociación Española de Técnicos Urbanistas, destacó que "algunos de los obstáculos más importantes a la hora de gestionar la zona del litoral son la atomización de las competencias, así como los problemas derivados de los diferentes regímenes de propiedad del territorio, públicos y privados ". Partiendo de esta situación, los participantes en el congreso coincidieron en que hay que promover la adopción de un Plan integral para una costa ambientalmente sostenible y resiliente al cambio climático, formulado con criterios científicos y participación ciudadana.

Un precedente de este tipo de gestión es el Plan de Gestión Integrada del Litoral (PGIL) de Barcelona, ​​que reconoce la autonomía municipal y otorga competencias en materia de dominio público marítimo terrestre, creando un espacio de colaboración interinstitucional.

EL EJEMPLO DE LAS DUNAS

El AMB hace años que aplica soluciones adaptadas al territorio, dentro de sus competencias, a las diferentes playas. Un ejemplo es la recuperación de las dunas, un paisaje que de forma natural protege la línea de costa de la regresión, y además es el hábitat de una gran cantidad de fauna autóctona.  Durante el LitoMet se pusieron de relieve los buenos resultados del proyecto Dunas Híbridas, que ha devuelto a los municipios de Castelldefels, Gavà, Viladecans y El Prat su paisaje dunar, que forma parte de los 730.600 m2 de dunas presentes en el litoral metropolitano.

Antoni Alarcón, gerente del Consorcio del Besòs, apuntó que "sólo hay que poner sobre la mesa todo lo que las diferentes administraciones hacen por el litoral (las diferentes actividades y las competencias, la información y, sobre todo, la financiación) y gestionarlo conjuntamente" . Con estas herramientas, el AMB se ofreció a asumir la delegación de competencias que le puedan atribuir los ayuntamientos metropolitanos, la Generalitat de Catalunya y el Gobierno del Estado, para llegar a un nuevo modelo de gestión basado en criterios de sostenibilidad y calidad operativa.