11 ago 2020

Ir a contenido

Nuevos puntos de recarga de vehículos eléctricos en Sant Joan Despí

El Área Metropolitana y la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals quieren incentivar el uso de estos vehículos entre la plantilla de la CCMA

J. S. / SANT JOAN DESPÍ

Antoni Poveda, vicepresidente de Movilidad y Transporte del AMB, y Andreu Martínez, director de Estrategia Corporativa y de Recursos Humanos de la CCMA, durante la firma del convenio de colaboración.

Antoni Poveda, vicepresidente de Movilidad y Transporte del AMB, y Andreu Martínez, director de Estrategia Corporativa y de Recursos Humanos de la CCMA, durante la firma del convenio de colaboración. / AYUNTAMIENTO SANT JOAN DESÍ

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), el ente que gestiona TV3 y Catalunya Ràdio, han firmado un convenio de colaboración público-privada que pretende incentivar el uso de vehículos eléctricos entre la plantilla de la CCMA en Sant Joan Despí, donde trabajan actualmente 1.500 personas.

Según el acuerdo, el AMB financiará con una subvención de 30.000 euros la instalación de seis puntos de recarga de vehículos eléctricos en el aparcamiento de trabajadores de las instalaciones de la CCMA. Unas nuevas infraestructuras que tienen que estar listas el próximo octubre. 

Antoni Poveda, vicepresidente de Movilidad y Transporte del AMB, y Andreu Martínez, director de Estrategia Corporativa y de Recursos Humanos de la CCMA, han ratificado el acuerdo este lunes 30, mediante el cual las dos organizaciones trabajarán para fomentar la movilidad sostenible y estender el uso de este tipo de vehículos no contaminantes, con el objetivo de reducir la contaminación atmosférica y mejorar la calidad del aire de la metrópolis. 

MOVILIDAD SOSTENIBLE EN LOS GRANDES CENTROS DE TRABAJO

Antoni Poveda ha explicado que, con esta estrategia, el AMB busca actuar sobre la movilidad en los grandes centros de trabajo y en las grandes empresas, que a menudo cuentan con una numerosa flota de vehículos y un número importante de trabajadores que se desplazan con vehículo propio y por lo tanto son focos principales de contaminación.

“Esta prueba piloto tiene por objetivo servir de modelo a las empresas sobre como implantar una movilidad más sotenible en los polígonos de actividad económica”, ha añadido el vicepresidente de Movilidad del AMB.

Una vez puestos en marcha, la gestión y el mantenimiento de los puntos de recarga irá a cargo de la CCMA. Durante el primer año, el coste de la energía lo asumirá también la Corporació.

Así mismo, la CCMA también se compromete a analizar el proceso de sustitución de vehículos de combustión fósil y a promover la movilidad eléctrica entre sus trabajadores.

"Por parte de la Corporació, estamos agradecidos de formar parte de este proyecto del AMB, porque estamos comprometidos con los valores de la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente. Además, como empresa pública tenemos la obligación de adelantarnos a explorar opciones de fomento del uso de vehículos no contaminantes, como esta prueba piloto", ha explicado Andreu Martínez.

ESTRATEGIA METROPOLITANA DE IMPULSO AL VEHÍCULO ELÉCTRICO

Este convenio amplía el proyecto del AMB de instalar, en colaboración con los ayuntamientos y con varias empresas del sector privado, una red de diez puntos de recarga rápida o 'electrolineras', repartidos por todo el territorio metropolitano.

Por el momento, dos de estas 'electrolineras', una en El Prat de Llobregat y otra en Cornellà de Llobregat, ya están en funcionamiento.

El resto, hasta diez, se instalarán durante el último trimestre de este año. Estos diez puntos se suman a los ya existentes en Barcelona.