Ir a contenido

NUEVA SUBVENCIÓN

Sobre ruedas

Hace tiempo que me rondaba por la cabeza la idea de comprar una bicicleta eléctrica», explica Marina Boix, vecina de Badalona, encantada con su bicicleta  plegable motorizada. La usa a diario para ir a trabajar. Boix pedalea unos 45 minutos para llegar a la plaza de Francesc Macià de Barcelona. «Antes iba en metro, bajo tierra, sin vistas, y tardaba lo mismo», compara.

Boix disfruta ahora sus desplazamientos, al tiempo que hace algo de ejercicio. «Ver la salida del sol cuando salgo temprano es muy agradable. Empiezas el día de otra manera», asegura la arquitecto, cliente de Catalonia Cicles (Sant Pere, 136). «Como Marina, han venido muchas personas preguntando por la subvención», dice el propietario de la tienda, Jon Aubà. «Somos una tienda de barrio y tenemos e-bikes para todos los bolsillos -continúa-, desde 850 a 1.290 euros».

Perfiles diversos

Catalonia Cicles es una de las tiendas que se han añadido a la nueva subvención del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB). Las que comenzaron en el 2014, repiten. Es el caso de BiciClick BCN (Lluís Sagnier, 8), en Barcelona. «La anterior edición supuso un importante empujón a las ventas. Vendimos muchas bicis eléctricas a perfiles muy diversos. Desde ejecutivos a padres que añaden una sillita para llevar a los hijos a la escuela», explica el propietario, Sebastián Vilaplana.

Jordi Castelló, de Vaic en Bici (Sant Bonaventura, 24), en Sant Cugat del Vallès. pone todas las facilidades a sus clientes. «Si alguien tiene dudas, le alquilamos una bicicleta eléctrica, y ese dinero se puede descontar de la compra si finalmente se la queda», explica Castelló, quien considera que el uso de la bicicleta tiene muchas consecuencias positivas. «Reduce la contaminación, pacifica el tráfico y es saludable», enumera. 

Temas: Bicicletas