TRIBUNA

Una nueva agenda política

1
Se lee en minutos
Ada Colau
Ada Colau

Alcaldesa de Barcelona

ver +

Uno de los retos más importantes de los nuevos gobiernos municipales es coser la ciudad metropolitana. La Barcelona real no son sus límites municipales, sino que se extiende a 36 municipios donde viven cerca del 43% de la población catalana y donde se concentra el mayor número de industrias, infraestructuras y servicios, actuando como motor económico de Catalunya y de la euro-región. Si queremos aprovechar al máximo su potencial y evitar desequilibrios internos, necesita ser gobernada globalmente. El Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) es el instrumento más parecido a lo que debería ser este gobierno. Su trabajo es indispensable para garantizar la calidad de vida de los residentes: red de transporte público, del ciclo del agua, de la energía y de los residuos, mantenimiento de espacios naturales, políticas sociales y de activación económica.

Para hacerla funcionar, el nuevo gobierno del AMB ha aprobado unos presupuestos de transición para el 2016 de 1.500 millones de euros que deberán servir para garantizar la prestación de servicios, mantener la capacidad inversora y reducir la deuda. Al mismo tiempo, queremos avanzar hacia una nueva agenda política, que incluya la creación de un nuevo operador energético que garantice el derecho a la energía y de una Agencia de Transparencia, así como el impulso de una nueva  política de viviendas de alquiler social, entre otras. Solo a través de la colaboración entre los diferentes gobiernos locales lo conseguiremos.