ACTUALIDAD AZULGRANA

Apuntes tras el clásico de Las Vegas: Xavi tiene donde elegir

Raphinha celebra su gol ante el Madrid

Raphinha celebra su gol ante el Madrid / AFP

4
Se lee en minutos
Albert Guasch
Albert Guasch

Periodista

ver +

Si de algo sirvió el amistoso de Las Vegas, solventado con un gol del eléctrico Raphinha, fue para constatar que la plantilla de Xavi Hernández es amplia de buenos recursos. Ya no es el equipo escuálido y desequilibrado que cogió la temporada pasada. Estos son algunas conclusiones de lo visto ante el Real Madrid.

Máxima profundidad en la plantilla

Le preguntaron a Xavi tras el partido: menuda plantilla te están dejando... «A mí, no, al Barça. Estamos aquí para que el Barça vuelva a competir y ganar títulos. Las sensaciones son buenas. Creo que estamos haciendo un gran equipo pero al final se tiene que demostrar», contestó. Pudo alinear Xavi dos equipos distintos, prueba de que el objetivo de disponer de dos jugadores por puesto se va cumpliendo. En alguno ya sobran. En cualquier caso, hay competencia, particularmente feroz en ataque y centro del campo.

Laterales por cubrir

Si hay un hueco por llenar es en el lateral derecho. Actuó Araujo en la primera parte y Dest, correcto como suplente, en la segunda. Es el fichaje titular que falta. Azpilicueta era y es el elegido, pero tal y como están las cosas con el Chelsea, ya ni se sabe. En el lado izquierdo, Balde parece necesitar un Erasmus. Cabe mejorar ese relevo de Alba.

Sí, Lewandowski garantiza remate

Debutó el polaco, 45 minutos en los que no marcó pero en los que quiso decir a los que mirábamos que no va a ser tímido a la hora de armar la bota. Disparó todo lo que le llegó. En alguna ocasión fue egoísta. Los goleadores son así. También baja, recibe y abre. Oficio y calidad. Con él se produce un salto de expectativas.

 

El despliegue de dinamismo de Raphinha

Fue el autor del gol con un espléndido zurdazo y declarado mejor jugador del partido, pero el brasileño gustó como extremo derecho, a pierna cambiada, encarando al lateral, saliendo por ambos lados, atrevido y a la vez esforzado en la recuperación. Se le vio más apagado en la izquierda, de modo que de empezar mañana la Liga, a Dembélé habría que reservarle el papel revolucionario desde el banquillo. «Ya lo veis, es muy dinámico, capaz de marcar diferencias», dijo Xavi del brasileño. 

Memphis, De Jong y los supuestos mensajes

La presidencia y la dirección deportiva suspiran para que lleguen ofertas que sean del agrado de los dos neerlandeses. Ambos tienen cartel, en particular el centrocampista, pero parecen por el momento resistirse a dejar el Barça y Barcelona. Xavi dijo tras el partido que todos los estamentos que dirigen el club forman «una gran familia» y en congruencia con ello no les dio la tituaridad ni a uno ni a otro en un partido en el que pareció alinear lo más cercano a un once para empezar la Liga. En el caso de De Jong, cuando jugó, en la segunda parte, ocupó la plaza de central, no precisamente su sitio favorito. «Frenkie es fundamental para mis planes, fundamental. No mando ningún mensaje al situarlo como central. He charlado con él, sabe lo que le valoro muchísimo como futbolista. Hemos tenido conversaciones privadas muy importantes que no voy a desvelar aquí. Pero la situación económica del club no se puede ignorar». Y añadió:«Jugando de central nos puede dar muchas cosas». Por supuesto.

Araujo desplazado, Piqué en el banquillo y a la espera de Koundé

Christensen y Eric Garcia se aplicaron con eficacia ante un Madrid sin Benzema. Ambos dejaron muestras de las virtudes que más aprecia Xavi en ellos, que es el desplazamiento de balón, ya sea en cambios de orientación o filtrando pases entre líneas. Araujo, más contundente pero menos virtuoso, ejerció de lateral, donde no se le obligó tanto a jugar y tocar. Piqué, que recibió antes del partido el alta médica, cumplió (pese a absurdos abucheos constantes de la grada norteamericana) pero recibió ratificación del mensaje que ya le trasladó el técnico: si se quedaba, le aguardaba el banquillo. «Aquí no valen nombres», reiteró tras el encuentro. Y encima aún se cuenta con la llegada de otro central, se espera que Koundé en las próximas horas.

Centro del campo de toque y de presión.

La presión alta, en la que son capitales los centrocampistas, se ejerció con fanatismo en Las Vegas. Producto de una de ellas se produjo el error de Militao que facilitó el buen gol de Raphinha. En el once de salida el técnico de Terrassa puso a Pedri y Gavi. Ni De Jong, ni el nuevo, Kessie, ni mucho menos Sergi Roberto. Los dos adolescentes se vaciaron en esa presión constante. Colaboraron también en proporcionar circulación, aunque quizá adolecieron de capacidad de llegada. Kessié, en la segunda parte, evidenció que pese a su aspecto indómito, tiene calidad para la combinación y para la llegada al área.