ACTUALIDAD AZULGRANA

El Barcelona anuncia el fichaje de Raphinha

  • El extremo brasileño costará al alrededor de 58 millones más 7 en variables

  • El acuerdo queda solo pendiente de la revisión médica del jugador, que se producirá en las próximas horas

Raphinha

Raphinha

3
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

A Xavi ya le empiezan a sobrar extremos. El Barça ha cerrado el fichaje de Raphinha, extremo del Leeds. La operación, aunque no se han divulgado oficialmente las cifras, se estima alrededor de 58 millones de euros más 7 en variables y ha podido concretarse después de superar el interés de Chelsea y Arsenal. El sello del acuerdo queda solo pendiente de la revisión médica, que se producirá en las próximas horas.

El deseo del jugador brasileño, que está representado por Deco, exfutbolista azulgrana, muy conectado ahora a la directiva de Joan Laporta, ha sido fundamental para que recale finalmente en el Camp Nou.

Aun así, el Barça se ha visto obligado a aumentar su oferta inicial, situada en torno a los 50 millones, para quebrar la resistencia del Leeds, que manejaba proposiciones superiores, sobre todo de la Premier porque no solo el Chelsea lo pretendía sino también el Arsenal de Mikel Arteta. El jugador ya se encuentra en Barcelona desde el mediodía de este miércoles y todo apunta a que embarcará con el resto de la plantilla en la gira por EEUU a partir del sábado.

Zurdo, acostumbrado a jugar casi siempre desde el perfil diestro, Raphinha ha sido una de las sensaciones del Leeds, un equipo que se ganó la permanencia en el último suspiro, precisamente con un gol suyo. Ha firmado 11 tantos y ha repartido tres asistencias en sus 35 partidos en la Premier 21-22, transformado en el mejor jugador de su equipo.

Explosión tardía

Un Leeds del cual han salido este verano el centrocampista Kalvin Phillips, por quien el Manchester City acaba de pagar 48 millones. Y ahora es el turno de Raphinha, nacido en Porto Alegre. Tiene 25 años y entró en el fútbol europeo por carreteras secundarias, retardando así su explosión.

Abandonó el Avai, el club de Brasil donde se formó, con 19 años, dejando 600.000 euros por la venta de su pase, en el que Deco se reservó el 5%. Su traspaso permitió pagar salarios y nóminas a jugadores, técnicos y empleados de su primer equipo profesional, que estaba inmerso en una profunda crisis económica.

Fue vendido inicialmente al equipo B del Vitoria de Guimaraes, donde su fútbol desequilibrante le permitió rápidamente ascender al primer equipo y llamar pronto la atención del Sporting de Portugal, que pagó 6,5 millones por su fichaje. Un año después (verano 2019) lo traspasó al Rennes por 21 millones. Un negocio redondo para el club lisboeta.

Apenas estuvo una temporada en Francia ya que fue vendido al Leeds por 18.6. Ahora, el Barça suelta una fortuna en tiempos de crisis para darle a Xavi el extremo que ha pedido, lo que compromete, y de forma muy seria, el futuro de Memphis en el Camp Nou porque no hay sitio para todos.

Pulido por Bielsa

El juego de Raphinha adquirió otra dimensión cuando trabajó con Marcelo Bielsa, por lo que le permitió llegar incluso a la selección brasileña. “Agradezco públicamente a Bielsa por el acompañamiento y trabajo que hizo con Raphinha. Hablé personalmente con Bielsa y quiero agradecerle todo ese apoyo que tuvo hacia él”, llegó a decir Tite, el seleccionador carioca (octubre del 2021) tras una contundente victoria sobre Uruguay (4-1) en la que el extremo resultó decisivo.

Ha sido Raphinha un jugador sorprendente porque ha transitado por vías poco conocidas antes de su explosión definitiva. "Raphinha fue una sorpresa para mí. Lo trajo la comisión técnica, Matheus, César y Cléber, que buscaron, investigaron, fueron tras la información y profundizaron en ella. Confieso que dije 'hay muchas cosas que ver aquí, traed a Raphinha'”, admitió Tite en el podcast ‘Podpag’ este pasado mes de junio.

Raphinha celebra con un gol con los aficionados del Leeds United.

/ Lee Smith / Reuters

La estela de Ronaldinho

Noticias relacionadas

Esa sorpresa brasileña solo quería jugar en el Barça. Sorpresa porque ni en su ciudad lo quisieron. Los dos grandes clubs de Porto Alegre (Gremio e Internacional) alegaron varias excusas para no hacerle hueco a un futbolista, a quien el trabajo diplomático de Deco, con hilo directo con Laporta, Mateu Alemany, director de fútbol azulgrana, y Jordi Cruyff, miembro de la secretaría técnica, le ha permitido llegar al Camp Nou en una operación que se ha disparado económicamente.

Pero sin la voluntad de Raphinha, empeñado en seguir la estela de Ronaldinho, nacido como él en Porto Alegre, a quien conoció cuando era un niño en una fiesta de cumpleaños, nada habría sido posible.