FIRMA HASTA 2006

Christensen escribió a los 8 años que quería jugar en el Barça

"Está documentado", enfatizó alborozado Joan Laporta al presentar al central danés, también feliz "por ver el sueño hecho realidad"

Andreas Christensen, nuevo jugador del FC Barcelona, ​​durante la presentación. / ALBERT GEA

4
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Joan Laporta le preguntó si le permitía la licencia de desvelar en público una confidencia. Andreas Christensen asintió con la cabeza. "Cuando tenía 8 años, Andreas escribió en un papel que quería ser jugador del Barça!", descubrió Laporta, feliz. No solo por esa confesión del futbolista que estaba presentando, algo así como la versión blaugrana de haber nacido para jugar en el Barça, sino porque no era un tópico. "Está documentado", dijo ufano Laporta por haber visto ese papel.

Christensen ha visto su sueño hecho realidad a los 26, y no es un tópico, tras haber pasado una década en el Chelsea. El central danés que firma hasta 2026 como Franck Kessié (tiene idéntica cláusula de rescisión, 500 millones), presentado el día antes, se sentía "muy orgulloso" de conseguir ese objetivo infantil en el que ha sido necesario mucho más que la voluntad de llegar al Camp Nou. No enumeró otros deseos de esa lista aparte de llegar a convertirse en futbolista profesional y jugar en el Barça.

"Soy alto, pero no soy robusto. Me he enfrentado a delanteros más robustos que yo, y entonces tienes que usar la cabeza"

Andreas Christensen / Defensa del FC Barcelona

Delantero como Ronaldinho

Han de darse las circunstancias futbolísticas y económica, y, sobre todo, la capacidad futbolística de alcanzar algo parecido a la cima. Christensen acabó el contrato con el Chelsea, el Barça se había interesado con él, hubo predisposición para pactar un contrato con determinadas condiciones monetarias y final feliz al cuento. A la espera de que ruede la pelota.

"Deseaba jugar en el Barcelona desde que puedo recordar", comentó el alto central azulgrana. "No puedo esperar el momento de jugar en el Camp Nou ante nuestros fans", añadió. La primera oportunidad tardará un mes: el 7 de agosto, en el Gamper ante el Pumas.

Andreas Christensen, nuevo jugador del FC Barcelona, durante la presentación.
/ ALBERT GEA

Christensen relacionó su querencia por el Barça en la época de Ronaldinho, a quien quería asemejarse en aquella edad. Como todos los niños deseaba ser delantero y emular a un artista como el brasileño, y sus condiciones le retrasaron hasta el puesto de central. Con el tiempo ha moldeado y adaptado sus características a las exigencias que se le fueron presentando, primero en el Brondby, luego en el Chelsea y entre medio, en la Bundesliga con su cesión al Borussia Moenchengladbach.

"Creo que encajo muy bien en el estilo del Barcelona", entiende el central, y por esa razón, sostenía "no tengo que cambiar nada, ya que estoy aquí por el jugador y la persona que soy". Precisamente en su entrevista con Xavi cuando el entrenador barruntaba su adquisición, no le pedía cambios en su manera de jugar. Solo la actitud de "aprender y mejorar".

Joan Laporta, Andreas Christensen y Jordi Cruyff antes de iniciarse la rueda de prensa.

/ EFE / Alejandro García

"Christensen, tiene experiencia, tiene salida de balón y está acostumbrado a la presión y la exigencia de ganar cada partido"

Jordi Cruyff / Secretario técnico el FC Barcelona

El mercado es la Premier

"Soy alto, pero no soy robusto. Me he enfrentado a delanteros más robustos que yo, y tienes que usar al cabeza", analizaba el futbolista danés tras escuchar de Jordi Cruyff el reconocimiento a que el nuevo cuerpo técnico que lidera Xavi Hernández ha girado su cabeza hacia el fútbol inglés.

"Nos interesan aquellos jugadores por el ritmo de juego que tienen, que han asimilado, y porque se adaptan rápido a todo tipo de partidos, explicó el secretario técnico (aún no designado oficialmente). "En el caso particular de Christensen, tiene experiencia, tiene salida de balón y está acostumbrado a la presión y la exigencia de ganar cada partido".

Joan Laporta y Andreas Christensen, durante la presentación.

/ ALBERT GEA/REUTERS

Los agentes de Azpilicueta están en Barcelona, acabando de concretar el pase del jugador navarro.

Azpilicueta, ¿el proximo?

Laporta ha presentado dos jugadores en dos días. Ahora vendrá un parón en esta actividad. Los fichajes no se podrán reemprender hasta que active la venta de un 15% adicional de los derechos de televisión, presumiblemente con Sixth Street de nuevo.

Noticias relacionadas

César Azpilicueta y Marcos Alonso, compañeros de Christensen en el Chelsea, podrían seguir siendo compañeros en el Barça. El jugador danés comentó que había hablado en ellos cuando supo del interés del Barça para conocer su opinión. Debió saber que ambos estaban igual, en contactos con el Barça. Los agentes de Azpilicueta están en Barcelona, acabando de concretar el pase del jugador navarro, renovado unilateralmente por el Chelsea. También está el propietario del club, Todd Boehly.

"Hay operaciones palabradas, más que apalabradas", admitió el presidente. No se pueden firmar hasta el ingreso del dinero. "El club vuelve a tener credibilidad pero en las operaciones hay un grado de dificultad añadida por la deuda heredada", antes de anunciar que el Barça enviaría "un mensaje" al mercado en cuanto cierre la primera incorporación de pago. Kessié y Christensen han aparecido gratis.