LOS PLANES DE LAPORTA

El Barcelona estima que podrá gastar 200 millones en fichajes este verano

  • El club prevé acometer varios fichajes de envergadura si logra cerrar la venta del 15% de los derechos de TV de la Liga por unos 400 millones

  • La entidad azulgrana aspira con ese dinero a contratar a Lewandowski, Rapinha, Koundé y hasta Bernardo Silva

El Barcelona estima que podrá gastar 200 millones en fichajes este verano
3
Se lee en minutos
Albert Guasch
Albert Guasch

Periodista

ver +

El FC Barcelona ya ha logrado culminar el primer reto que era concluir el ejercicio 2021-22 sin pérdidas gracias a la venta 'in extremis' del 10% de los derechos de TV al fondo estadounidense Sixth Street por 207,5 millones de euros. El siguiente desafío es conseguir cerrar las negociaciones para vender el 15% restante de esos derechos que le autorizó la asamblea de compromisarios.

El equipo de Joan Laporta calcula que ingresará por ese concepto unos 400 millones brutos. Una cantidad más que suficiente para deshacerse de los grilletes del límite salarial que impone LaLiga de Javier Tebas y saltar al mercado de fichajes.

Con ese dinero, fuentes azulgranas estiman que el club podrá gastarse unos 200 millones en contrataciones para reconstruir un equipo muy necesitado de refuerzos estructurales, tanto en la defensa, centro del campo y ataque. En esos 200 millones caben los nombres más potentes que han sonado este verano, según los cálculos del equipo presidencial.

Raphinha celebra con un gol con los aficionados del Leeds United.

/ Lee Smith / Reuters

Deberían caber, si las negociaciones con los clubs implicados acceden a una negociación razonable, Lewandowski, Raphinha, Koundé e incluso Bernardo Silvia. Los Kessié, Christensen, Marcos Alonso y Azpilicueta se dan por descontados.

Dembélé y Raphinha, compatibles

En el caso de Lewandowski, la prioridad número 1, al que se destinarían los primeros millones, el Barça se ha plantado con una oferta de 40 millones. Es la cantidad que el presidente barcelonista se comprometió a ofrecer ante el jugador y su representante. Ahora falta que el Bayern de Múnich acceda a los deseos más que aireados del delantero polaco.

Por Raphinha, extremo brasileño del Leeds United, el Barça ha ofrecido un máximo de 50 millones. El club inglés cuenta con mejores ofertas, alguna de hasta 75 millones del Chelsea, pero la entidad azulgrana confía en la voluntad del futbolista representado por Deco de jugar en el ya rebautizado como Spotify Camp Nou.

El club aún cree que Dembélé aceptará la oferta a la baja que le ha hecho, un 40% menos de salario, y seguirá en el Camp Nou

La oferta por Rapinha (y esto es una novedad) se mantendrá aunque Ousmane Dembélé, ahora mismo sin contrato, decida finalmente renovar. Xavi Hernández considera que necesita a ambos y el club tratará de complacerle.

La pelota está en el tejado de Dembélé, al que se le ha ofrecido una renovación muy a la baja, un 40% menos de lo que percibía hasta ahora. La cifra le igualaría salarialmente con Ansu Fati.

Dembélé, en el entrenamiento del Barça previo a la visita del Atlético al Camp Nou.

/ FCBARCELONA

Dembélé quiere aceptarla pero su representante suspira por una oferta de la Premier que le permita cobrar una comisión. El panorama para el representante ha cambiado radicalmente después de que Mbappé se quedara en el PSG, el destino al que se encaminaba el extremo francés. En el club azulgrana presienten ahora que Dembélé, al que daban prácticamente por perdido, acabará por aceptar la propuesta de renovación.

Bernardo Silva y Koundé, en el punto de mira

El Barça saldría al mercado para gastarse algo más de los 100 que quedarían tras las contrataciones de Lewandowski y Raphinha para fichar al central del Sevilla Koundé e incluso Bernardo Silva, del City, un deseo que parecía imposible pero al que Laporta y la dirección deportiva de Mateu Alemany y Jordi Cruyff no ha renunciado aún.

Koundé celebra un gol del Sevilla. 

/ EP

Noticias relacionadas

Para llegar a todo ello el Barça debe cerrar la venta del 15% de los derechos de TV y al club le gustaría hacerlo antes del inicio de la gira estadounidense, el 16 de julio. Más tarde esas piezas codiciadas podrían cansarse de esperar. Pero desde el club se admite que es un plazo complicado de cumplir por las dificultades que entraña superar todas las fases de un contrato así. La vía más rápida sería que Sixth Street resultara ganador del concurso, ya que tiene realizado todo el análisis de las auditorías del club.

El presidencia azulgrana no está por la labor, en cambio, de vender el activo de BLM, el que gestiona el 'merchandising' del club. Tampoco entra en los planes actuales poner a la venta Barça Studios. Las apuestas se centran, pues, en esos 400 millones de los derechos de TV y que le permitirían escapar al fin del esquema de liberar el triple en salario del que se quiera incorporar. Aguarda un julio caliente en las oficinas barcelonistas.