DECISIÓN DE LA JUNTA

El Barça retirará el abono del Camp Nou a los socios que no vayan a ningún partido

El club pondrá la localidad en el Seient Lliure si el aficionado se ausenta 10 encuentros

Imagen del Camp Nou antes de iniciarse el partido que acabó con récord mundial de asistencia para presenciar un partido de fútbol femenino durante el partido de ida de las semifinales de la Champions femenina de fútbol entre el FC Barcelona y el Wolfsburgo

Imagen del Camp Nou antes de iniciarse el partido que acabó con récord mundial de asistencia para presenciar un partido de fútbol femenino durante el partido de ida de las semifinales de la Champions femenina de fútbol entre el FC Barcelona y el Wolfsburgo / JORDI COTRINA

3
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

Tras el ridículo organizativo del partido contra el Eintracht de Frankfurt, el Barça decidió tomar cartas en el asunto para evitar que el equipo volviera a jugar en casa como si fuera en campo contrario. Elena Fort, vicepresidenta azulgrana, ha explicado los acuerdos que ha adoptado la junta directiva con el fin de que no se repita el bochorno de la Europa League y para intentar fomentar la asistencia al Camp Nou y el Palau Blaugrana.

La principal medida que acordó Joan Laporta y su equipo en el cónclave del martes fue quitar el abono a los seguidores barcelonista no lo usen. «Con los que no vayan durante 10 partidos durante la temporada el club hará el Seient Lliure inverso: lo pondrá a la venta a no ser que el socio no avise 72 horas antes; en el Palau Blaugrana serán 6 partidos», señaló Fort. «A los que no vayan ningún partido se les retirará el abono», añadió la vicepresidenta del Área Institucional y portavoz de la directiva. 

Los abonados que no vayan la próxima temporada ni a siquiera a un encuentro se quedarán sin abono para el curso 2023/2024. En la misma línea pero en sentido contrario, la junta quiere premiar la fidelidad: así, los barcelonistas que acudan a animar al equipo en más del 85% de los choques que se disputen en feudo azulgrana tendrán ventajas en descuentos de entradas, desplazamientos y productos de las tiendas del club.

3.000 no van ni liberan

«Queremos volver a llenar el Camp Nou», apuntó la vicepresidenta, instando a los fans que «no puedan ir lo cedan a un familiar, amigo o lo cedan en el Seient Lliure».

El Barça ha detectado que en los últimos años, incluso antes de la pandemia, entre 2.500 y 3.000 azulgranas ni liberaban asiento ni asistían al Camp Nou. Lo mismo pasaba con 1.200 abonados al Palau. La temporada que viene, además del regreso del Seient Lliure, se pondrá fin a las excedencias de los abonos, por lo que se cobrarán todos a partir del 14 de julio. «Tener un abono es un privilegio», incidió Fort, instando a la «corresponsabilidad». La portavoz de la directiva explicó que, de cara a la temporada siguiente, con el traslado a Montjuïc, volverán las excedencias.

Abono digital, entrada nominal

El club impulsará el abono digital, que de momento no será obligatorio sino solo para los que lo soliciten, y que el socio podrá compartir con un familiar, amigo o conocido a través de una app. La junta cree que este método desincentivara la reventa. «Las entradas serán digitales y nominativas en todas las competiciones, no solo en la Champions». Tras la invasión alemana, el Barça ya aplicó este sistema en la ida de la semifinal de la Champions femenina contra el Wolfsburgo. De momento los controles que se hagan en el acceso al estadio. serán aleatorios y solo para los que compren entradas. Fort consideró que estas medidas evitarán que vuelva a pasar lo del Eintracht.

Aquel día había doblemente negro para el barcelonismo había 30.000 alemanes en el Camp Nou por 50.000 culés. Laporta reveló que las entradas de 14.000 socios y abonados acabaron en manos alemanas. «Hay 7.400 socios que compraron entradas con el descuento del 50%, era 22 euros con descuento y acabaron en manos de los alemanes», denunció entonces el presidente barcelonista. Algo que, con las entradas nominales, debería poderse impedir.

Censo y cambios de nombre

Noticias relacionadas

A partir de septiembre o octubre, el Barça iniciará un censo de socios para saber cuántos siguen vivos y evitar la picaresca. La última actualización a consciencia del universo barcelonista se hizo fue en 2012, que arrojó un total de 144.756 socios.

Finalmente se facilitarán los cambios de nombres de los abonos: ya no hará falta estar en lista de espera del club, com ocurría hasta ahora y en la que hay en este momento 13.000 personas inscritas. Además de esto, la junta directiva del martes aprobó que rebajara de cinco a cuatro años la antigüedad como socios de los que quieran optar a un asiento en el Camp Nou o del Palau Blaugrana. El cambio de nombre seguirá siendo gratuito hasta segundo grado de parentesco, mientras que para el resto de aficionados bastará con desembolsar tres temporadas del coste de abono a fondo perdido (hasta ahora eran seis).

Temas

Barça