"HAY QUE TOMAR DECISIONES"

Xavi anuncia una jornada de despedidas ante el Villarreal

El técnico ha emplazado a varios jugadores a que hagas las maletas y admite que el fichaje de Lewandowski "es una posibilidad"

Sergio Alegre (tercer entrenador), Xavi y Òscar Hernández (segundo), en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí.

Sergio Alegre (tercer entrenador), Xavi y Òscar Hernández (segundo), en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí. / FCBARCELONA

3
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Acaba la Liga y tarde, muy tarde, con el título sentenciado desde hace tiempo, con la mínima aspiración del Barça cubierta y a las 22 horas de este domingo ante el Villarreal. El equipo de Xavi tiene las maletas preparadas para irse a Australia en cuanto termine el partido, con lo que retrasará unos días las vacaciones.

Noche de despedidas en el Camp Nou, donde hoy jugarán (¡si lo juegan!) su último partido varios futbolistas. Algunos lo saben, otros no. Neto Murara, Óscar Mingueza, Samuel Umtiti, Riqui Puig y Martin Braithwaite son alguno de los jugadores con los que ha hablado Xavi para aclararles que el año que viene no cuenta con ellos. Menos incluso que esta temporada. Disponen de dos meses y medio para encontrar una salida.

Dos meses y medio tiene Xavi Hernández para modelar la plantilla a su gusto. Cerrados dos refuerzos (Andreas Christensen y Franck Kessié), hay perfiladas otras operaciones y un jugador más deseado que otros, verbalizado por primera vez por el técnico egarense: Robert Lewandowski, el delantero centro del Bayern.

Soluciones

"Hay que tomar decisiones", proclamó Xavi, anunciando una jornada de despedidas. Y él ya ha tomado algunas de esas decisiones, aconsejando a jugadores a que hagan las maletas. Decisiones que, en realidad, son "soluciones" para el Barça, con el propósito de que evitar otra campaña como la que concluye. Aunque el entrenador ha subrayado que durante su mandato se ha producido una "evidente mejoría" en el equipo y que se ha solventado "una situación muy crítica" del club, Xavi sostiene que no ha sido "una buena temporada" y que "no se puede volver a repetir".

No son los únicos esos cinco jugadores en ser conminados a marcharse del Barça. "Tengo que ser honesto con ellos, conmigo como entrenador y con el club", afirmaba Xavi de las "decisiones duras" que toca tomar. Puede ser también el último partido de Ousmane Dembélé, aunque el técnico desea que siga. Las negociaciones aún continúan. Termina la Liga pero el culebrón continúa.

"No podemos sumar otro año sin títulos. Tenemos que darle la vuelta a esto como sea el año que viene"

Xaci Hernández / Entrenador del Barça

Xavi y Ter Stegen se saludan al comienzo de la sesión.

/ FCB

Habrá más bajas en lo que se pretende que empiece una nueva era en el Barça. Como ya adelantó Xavi, y asume el propio entrenador, todo dependerá de la situación económica. No ha habido ningún avance ni mejoría con nuevos ingresos. Hay tiempo.

Xavi no se inquieta. Joan Laporta le ha dado garantías de que tendrá refuerzos. No se sabe qué presupuesto habrá, ni si será suficiente para cubrir cada demarcación con dos jugadores como pretende el entrenador o habrá que compensar las carencias recurriendo a futbolistas multifuncionales que puedan ocupar varias posiciones.

Mirar hacia adelante

Noticias relacionadas

La planificación está hecha. De forma provisional, a lápiz, en función de los nuevos ingresos que se produzcan, anunciados por Laporta pero que todavía no se han concretado. Xavi entiende que con el cierre de la Liga y la conclusión de su primera campaña, ya no podrá seguir justificándose en el pasado. Ni él ni nadie.

El Barça no ha podido competir en la puja por Erling Haaland ni Kylian Mbappé por culpa de la deuda legada por Josep Maria Bartomeu y su junta y los altísimos contratos que revientan el límite salarial. "La situación económica era la que hemos heredado, pero ya no podemos mirar atrás". Ahora toca girar la cabeza hacia adelante. "No podemos sumar otro año sin títulos. Tenemos que darle la vuelta a esto como sea el año que viene", admite. Y Xavi asume el reto.