Las reacciones

Xavi: "Ha sido un partido sin historia"

  • El técnico azulgrana y Busquets lo tuvieron claro. Lo importante del encuentro ante el Getafe era cumplir el expediente: acabar segundos en la Liga de una vez y cerrar la clasificación para la Supercopa.

Xavi Hernández, durante el partido en Getafe.

Xavi Hernández, durante el partido en Getafe. / EFE / Kiko Huesca.

2
Se lee en minutos
Sergi López-Egea

No llegó el partido a los cauces de aquel histórico encuentro que alemanes y austríacos jugaron en 1982 en el estadio del Molinón de Gijón. Alemania necesitaba ganar a Austria por 1-0. El resultado beneficiaba a ambas selecciones en el Mundial de España, el del 'naranjito', el del desastre de una 'roja' a la que todavía no se le conocía como la 'roja'. De hecho, nunca más, la FIFA volvió a programar el último partido de un grupo en días alternos para evitar marcadores que de alguna manera pudieran acordarse entre dos equipos.

Este domingo no se llegó a estos extremos, ni mucho menos, pero el empate era idóneo para el Getafe y para el Barça. Al conjunto madrileño le faltaba un punto para confirmarse un año más enPrimera. El Barça precisaba también de ese puntito para certificar la segunda plaza, una vez se sabía que la Liga era blanca. Gracias al empate, el club azulgrana jugará la Supercopa en Arabia, el torneo de la polémica, y el Getafe, con más sufrimiento del que esperaban a principios del ejercicio, se queda en Primera.

Todo redondo

Así que todo redondo, como ese balón que no dio, ni mucho menos, dolores de cabeza a los dos porteros, oportunidades más bien pocas, pero el Barça sumó un punto que alegró a los jugadores, como a Sergio Busquets, pero que ni mucho menos cubrió los objetivos que tenía la plantilla. "Esta temporada ha sido difícil con muchos cambios y lesiones y no hemos sido lo regulares que nos habría gustado ser. Pero la segunda plaza es lo que buscábamos desde que el Madrid se proclamó campeón de Liga y, además, supone más ingresos para el club", justificó el centrocampista azulgrana en Movistar+.

Noticias relacionadas

"Ellos jugaron con cinco detrás y pocos espacios. En la segunda parte se encerraron aún más y nuestras llegadas fueron sin peligro". Ahora solo queda un partido para finalizar el curso. "Por eso tenemos una sensación mala, porque somos el Barça y debemos luchar por todos los títulos", añadió.

La lectura del entrenador

De hecho, la lectura de este último partido del Barça como visitante no fue muy diferente para Xavi Hernández, que catalogó al encuentro como un partido sin historia, aunque dijo que en otoño, cuando él llegó al club, seguramente se habría firmado un final de temporada parecido. "El objetivo en este partido era clasificarnos para la Supercopa y quedar segundos. Por eso, si hacemos la película y vemos como estábamos en noviembre ya nos podemos dar por satisfechos. Ahora hay que planificar y esperar. Solo quedan dos meses y medio para la próxima temporada y hay que trabajar a contrarreloj. Pero nosotros no hemos sabido competir ni en la Copa, ni en Europa. Para la temporada que viene hay que esperar que la situación económica sea más solvente que la actual", defendió Xavi tras un partido sin historia.