LA VISITA DEL CELTA

Xavi: "No se trata de que triunfe yo, sino de reflotar al Barça"

El entrenador del Barça rechaza las comparaciones con Koeman pero reivindica que se ha hecho un gran trabajo

Xavi, en un entrenamiento del Barça en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí.

Xavi, en un entrenamiento del Barça en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí. / FCBarcelona

3
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Asegurada la clasificación entre los cuatro primeros, el siguiente reto del Barça es mantenerse segundo en los tres últimos partidos de la Liga: ante el Celta (esta noche, 21.30 h.), en Getafe (domingo, 15) y el epílogo ante el Villarreal (domingo, 22). Habrá terminado con éxito, o éxito relativo, la primera campaña de Xavi Hernández al frente del primer equipo.

"No se trata de que triunfe yo, sino de reflotar al Barça", exponía el técnico para desmarcarse de las comparaciones con Ronald Koeman que dejan en mal lugar a su predecesor, ahora que los resultados confirman la mejoría deportiva operada tras el cambio de entrenador efectuado por la junta de Joan Laporta.

Resultados insuficientes

"Cuando digo que en noviembre estábamos mal no es una crítica a Koeman, es que el Barça, en general, estaba así", sostiene Xavi, aludiendo al noveno lugar de la clasificación del equipo, aún vivo en la Champions y pendiente de iniciar su andadura en la Supercopa y la Copa del Rey.

"Muchas veces se utilizan los números del antiguo entrenador para comparar. Koeman hizo un gran trabajo y nosotros también", reivindicaba Xavi en respuesta también a las críticas que recibe él por la falta de títulos en las cinco competiciones disputadas (incluida la Europa League).

Ansu Fati esquiva balones en un ejercicio.

/ FCB

El significado de "pulcritud"

Xavi está satisfecho de su labor, pero sabe que los resultados de este año serán insuficientes el próximo ejercicio, por más que el Barça, desde su mando, haya ganado a los nueve primeros clasificados de la Liga. Para conseguir mejores resultados se necesita mejorar el nivel de juego, "hacer más acciones buenas que malas y eso pasa por no perder tantos balones, nos tiene que doler perder la posesión", decía, aclarando a qué se refería cuando demandaba "más pulcritud" al equipo.

Si esa pulcritud no la dan los actuales jugadores, habrá que traer a otros. Ya ha pedido fichajes a Laporta. El mercado, desde mayo hasta el 31 de agosto, será largo. Pero corta es la capacidad económica del Barça. De momento, se han cerrado dos refuerzos que llegan sin coste: el defensa Andreas Christensen (Chelsea) y el centrocampista Franck Kessié (Milan).

"¿Las salidas? Tengo las cosas bastante claras con los jugadores», afirmaba Xavi. "Pero nos marca mucho la situación económica del club: dependiendo del dinero haremos una cosa u otra. Es nuestra realidad", reconoció el técnico sobre los graves problemas de la entidad.

Clément Lenglet y Samuel Umtiti, a punto.

/ FCB

El Barça necesita incrementar los ingresos para elevar el margen salarial de gasto en la plantilla, que parte desde un plano negativo con menos 144 millones de gasto que ha de reducir en salarios deportivos; es decir, antes de fichar necesita traspasar. Los jugadores de los que se desea prescindir cuentan con fichas muy altas que no aceptan bajar y que otros clubs no pueden afrontar. "Si quieres algo y no lo puedes conseguir por falta de dinero, igual has de obrar de otra manera", musitaba Xavi de la carestía azulgrana.

El entrenador sueña con disponer de dos futbolistas por posición. La ausencia de Sergio Busquets sirve de ejemplo de precariedad. Es una de las demarcaciones en las que no tiene recambio para el mediocentro titular. El caso más flagrante es el de lateral izquierdo, donde solo está Jordi Alba.

Noticias relacionadas

Con Nico y Pedri lesionados, deberá ubicar a Frenkie de Jong, "un jugador que necesita libertad" en un puesto que exige colocación. El movimiento de piezas facilitará que Riqui Puig sea titular. Xavi reclutó a Álvaro Sanz y Jandro Orellana, del filial, para tener centrocampistas. Ter Stegen, recuperado de su dolencia estomacal, volverá bajo los palos.

A estas alturas, poco o nada cambiará la opinión de Xavi sobre la plantilla. "Hemos hecho un diagnóstico futbolístico; el económico que no me pertenece", explicó. El suyo lo conoce la cúpula dirigente. "Haremos lo que se pueda, depende del dinero", insistió.