DOS PARTIDOS ENTEROS EN AÑO Y MEDIO

La vida sigue igual para Riqui Puig

  • Pasan los años, pasan los entrenadores y sigue siendo la eterna promesa que ve cómo le pasan otros talentos por delante. Solo ha jugado dos partidos enteros en año y medio.

  • Gavi ha jugado en cinco meses casi tanto como él en cuatro temporadas y en Granada Xavi prefirió a Álvaro Sanz, pese a arriesgarse a una alineación indebida.

Xavi saluda a Riqui Puig en presencia de Laporta en el vestuario de la ciudad deportiva de Sant Joan Despí.

Xavi saluda a Riqui Puig en presencia de Laporta en el vestuario de la ciudad deportiva de Sant Joan Despí. / FCBARCELONA

3
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

Pasan los años, pasan los entrenadores y Riqui Puig sigue siendo la eterna promesa que ve cómo le pasan otros jóvenes talentos por delante. Parecía que la llegada de Xavi podía cambiar el escenario, pero ni el alud de bajas en la medular le da la continuidad que anhela: solo ha jugado dos partidos enteros en año y medio. Con Frenkie de Jong y Sergi Roberto lesionados, Pedri con covid, Coutinho cedido y Demir apartado para no tener que pagar la opción de compra, Xavi prefirió arriesgarse en Granada a una alineación indebida con Álvaro Sanz antes que poner a Riqui.

Al tener solo siete jugadores del primer equipo sobre el césped, otra expulsión de uno de ellos habría provocado que el Barça perdiera el partido. Pero el técnico metió al centrocampista de Caspe en lugar del de Matadepera. Solo ha dado un partido entero a Riqui, hace una semana en Mallorca y porque solo había dos centrocampistas del primer equipo disponibles: él y Frenkie de Jong.

Ernesto Valverde, que le hizo debutar en diciembre de 2018 (en Copa contra la Cultural Leonesa), solo le volvió a usar en dos encuentros de Liga más esa temporada y no le dio ni un minuto en la siguiente. Su suerte pareció cambiar con Quique Setién, que empezó apostando por él. Fue decisivo en la victoria ante el Granada en el estreno del nuevo entrenador y titular en el siguiente duelo, de Copa en Ibiza. Cantó en el gol local y a partir de ahí perdió la confianza del técnico, que solo le dio continuidad en el último mes de Liga, aunque en Champions no le dio bola: en la vuelta de octavos contra el Nápoles prefirió hacer debutar a Monchu y Riqui contempló desde el banquillo el 2-8 de Lisboa.

El papel del jugador del Barça Riqui Puig desde que debutó con el primer equipo

De la sombra de Pedri a la de Gavi

Desde que debutó hace más de tres años solo ha disputado 1.706 minutos, en los que ha aportado un gol y tres asistencias. El mismo balance que lleva ya Gavi, que suma 1.540 minutos en cinco meses. El centrocampista andaluz es el antepenúltimo interior que ha adelantado a Riqui, que la temporada pasada se vio eclipsado también por la eclosión de Pedri. Riqui había empezado el curso anterior con mal pie con Ronald Koeman. El técnico neerlandés le dejó fuera de la lista del trofeo Joan Gamper y le instó a buscarse equipo. Cuando RAC-1 hizo pública esta conversación el entrenador le acusó de ser un "filtrador". Ilaix Moriba le pasó por delante y, aunque Riqui acabó participando en 24 choques, en casi todos fue menos de media hora y solo uno completo ante el Alavés. El único pulso, junto al de la semana pasada en Mallorca, que el canterano ha disputado de principio a fin en el último año y medio.

Joan Laporta expresó en público y en privado su deseo de que bajo su mandato Riqui tuviera más oportunidades, calificándole de "jugador estratégico para el club". Pero esta campaña apenas tuvo cuatro ratitos con Koeman, mientras veía como el técnico apostaba por otros dos interiores torneados en la Masia: Nico y Gavi.

Xavi ha dado más minutos a Abde y Jutglà

Noticias relacionadas

Con el interino Sergi Barjuan tuvo un par de ratitos ante Alavés y Celta, aunque se quedó sin jugar en Kiev. La duda era qué haría Xavi con el jugador que lleva su histórico dorsal. Con el nuevo técnico nada ha cambiado. Solo ha sido titular, por exigencias del guion, en Mallorca y posteriormente en Linares. Pero en Copa le mandó al banquillo al descanso y en Granada, después de mandarle a calentar tras la media parte, acabó viendo el final del choque desde el banquillo. "Es un riesgo que he tomado. Es una evidencia pero teníamos que controlar el partido y necesitábamos a Álvaro Sanz. Teníamos muchas pérdidas y lo necesitábamos", explicó Xavi, que ha dado ya más minutos a Abde y Jutglà de los que ha dispuesto Riqui en todo el curso.

El futuro no pinta bien para el centrocampista, con el regreso de Pedri y Frenkie de Jong y la intención del Barça de hacer ficha del primer equipo a Gavi y Nico, por lo que su alineación no se vería ya condicionada por el número de jugadores del filial.