UNIDOS POR EL MENSAJE OPTIMISTA

Xavi-Laporta, química renovada

Xavi y Laporta caminan por el césped del Camp Nou.

Xavi y Laporta caminan por el césped del Camp Nou. / Jordi Cotrina

4
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

Hubo un tiempo, y no hace tanto, en que los puentes de diálogo entre Joan Laporta, entonces candidato, y Xavi Hernández, entonces técnico del Al-Sadd, estaban quebrados. No había química entre ellos, con silencios que resultaban estruendosos. Estruendoso porque se había perdido aquel vínculo especial que se tejió durante siete años en los que el jugador, que luego fue capitán azulgrana tras la marcha de Puyol, tenía buen rollo con el presidente en su primer mandato. Ahora, cuando no llevan ni dos meses de convivencia, reunidos, de nuevo, en el Camp Nou, han renovado esa confianza.

Laporta lanza el mensaje, tal si fuera el eslógan electoral de una campaña, de que "el Barça ha vuelto", capaz de competir contra cualquiera, dispuesto a pelear por Haaland para convertirlo en la bandera de su segundo proyecto y Xavi lo recoge como si fuera también suyo. "Sí, claro, estamos volviendo", proclamó el técnico, subiéndose a esa ola de euforia anunciada por el dirigente para terminar con la inacabable depresión que se instaló en el Camp Nou en los últimos años.

Clima de provisionalidad 

Aunque todo parece circunstancial e interino en el Barça (se fichan jugadores como Alves y Ferran Torres sin saber cuándo se podrán inscribir), ellos, en cambio, no tienen dudas. Esa provisionalidad se acentúa en el mercado de invierno donde «para que haya entradas debe haber salidas, eso es evidente», dijo Xavi, no atenúa su irreductible optimismo, basado ahora en las palabras. Aunque ambos aguardan a certificarlo con hechos.

"Soy muy afín al presidente. Estoy con el presidente, soy muy afín a él. Me gusta que sea positivo, me gusta su ambición. Es un tío muy valiente", aseguró el entrenador, seguro de que el Barça está "en el camino de vuelta para devolverlo a donde se merece".

Xavi, en el primer entrenamiento del Barça tras el parón navideño.

/ FCBARCELONA

Laporta necesita a Xavi para reconstruir al Barça después de las dudas que trasladó sobre él en los meses anteriores. Pudo ficharlo en verano cuando le reclamó dos semanas de tiempo a Koeman en busca de un entrenador mejor. Pero el presidente eligió la vía de la ficticia continuidad del neerlandés, en quien nunca creyó. Y Xavi entonces renovó por dos años más por el Al-Sadd.

"Soy muy afín al presidente. Me gusta que sea positivo, me gusta su ambición. Es un tío muy valiente"

Xavi, técnico del Barça

Aunque en noviembre se rompió finalmente el deshielo, necesitados como estaban ambos. Laporta de Xavi para tener algo más que un entrenador, aunque hubiera explorado otras vías para el banquillo. Y Xavi de Laporta para volver, ahora sí, al Camp Nou tras las dos negativas que le dio en su día a Bartomeu.

"Estoy encantado con el presidente. ¿Que hemos vuelto? Sí, estamos en ello, estamos trabajando bien, a un punto de la Champions", afirmó el técnico, quien alertó sobre el Linares en su estreno hoy en la Copa. "Será un partido complejo, ellos estarán extramotivados, no tenemos nada a ganar porque somos los favoritos".

Coutinho, Neto, Luuk..

Comparten Laporta y Xavi ese discurso enérgico y entusiasta, que contrasta con el realismo de Mateu Alemany, el director de fútbol, ejecutor del plan ideado para escapar de la miseria. Sí, esa fue la palabra empleada por el propio técnico, quien no quiso confirmar si le había comunicado a Coutinho y Neto que no cuenta con ellos para que se vayan buscando una salida en este mercado invernal. Salida más que necesaria para liberar masa salarial, factor imprescindible para terminar con la provisionalidad en torno a los fichajes.

Joan Laporta saluda a Xavi Hernández en un entrenamiento del FC Barcelona

/ FCB/Miguel Ruiz

"Hay que seguir al presidente, él nos marca el camino. Si nos hundimos en la miseria, seguro que esto no sirve"

Xavi, técnico del Barça

Noticias relacionadas

"Ibamos novenos en la Liga y ahora vamos quintos. Ya estamos volviendo y también al juego de posición", proclamó el técnico. "Y temas como el fichaje de Ferran hace también que la afición respire y vea que pese a la difícil situación económica se pueden hacer cosas", argumentó Xavi, quien dijo que "están trabajando durante 24 horas" para salir de esa degradación que denunció Laporta.

"Hay que seguir al presidente en ese mensaje de que hemos vuelto, es él quien marca el camino. Si nos hundimos en la miseria seguro que esto no sirve. Hay que afrontar la vida con positivismo", añadió. La ruta de Laporta fija el retorno del Barça. En Linares aguarda, sin embargo, una de esas noches traicioneras de Copa. Y Xavi no quiere caer en la trampa.  Aunque el presidente no podrá estar porque ha dado positivo por coronavirus.