UNA EXFUTBOLISTA CONTRA LA SAREB

Lolita Ortiz: el partido contra el desahucio de una pionera del Barça femenino

La excapitana azulgrana, a los 77 años, detiene junto a excompañeras el cuarto intento de lanzamiento

  • La exjugadora podrá brindar el día de Navidad en su casa por el 51º aniversario del primer partido femenino en el Camp Nou

Lolita Ortiz, en su casa antes de un nuevo intento de desahucio.

Lolita Ortiz, en su casa antes de un nuevo intento de desahucio. / MANU MITRU

3
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

El día de Navidad se cumplen 51 años del primer partido del Barça femenino. Lolita Ortiz fue una de las pioneras que lo disputó y puso la primera piedra del actual campeón del Europa. Jugaba de extremo y heredó el brazalete cuando la primera capitana, Imma Cabecerán, se retiró. Su piso de la avenida Paral·lel está lleno de recortes y fotos de aquel equipo que luchó para demostrar que los que decían que "el fútbol femenino es una tontería" se equivocaban. Ahora todos esos recuerdos están en cajas, porque este lunes estaba previsto un nuevo intento de desahucio. Pero esta veterana, de 77 años, ha parado el cuarto intento de lanzamiento con la ayuda de sus excompañeras.

"Que tengas 77 años y tengas que verte así es morir. No le deseo lo que estoy viviendo a nadie, ni a mi peor enemigo", explicaba a este diario horas antes mientras hacía las cajas con sus efectos personales en el que ha sido su hogar desde 1995. "Solo queremos que nos den el piso en el que llevamos viviendo más de 20 años, pagar el alquiler y pasar aquí la Navidad con mi familia y que nos dejen vivir en paz". 

Lolita, pionera del fútbol femenino en el FC Barcelona, lucha contra su deshaucio / Manu Mitru

Su hijo Jordà, concejal en La Granada del Penedès, ha intentado buscar fórmulas para resolver la deuda familiar pero no ha logrado que ni Caja Madrid, ni Bankia, ni Solvia aceptaran. Llegaron a depositar durante tres meses en el juzgado un alquiler, pero no consiguieron que la Sareb, la empresa semipública en la que se aparcaron los activos inmobiliarios tóxicos de las entidades financieras rescatadas, aceptara un alquiler social. El popularmente conocido como "banco malo" no ha respondido a las distintas ofertas que han presentado desde 170.000 hasta 250.000 euros por el inmueble. "Llevamos más de 10 años intentando resolverlo, con la mano tendida, pero la suya ha estado siempre cerrada. Hemos chocado con un muro infranqueable, sin sensibilidad humana, supongo que deben pensar que mejor venderlo a un fondo buitre por cuatro duros que a mi madre", lamenta Jordà.

Excompañeras de Lolita Ortiz acuden a darle su apoyo.

/ MANU MITRU

La de este lunes no era la primera vez que se enfrentaba a la amenaza de lanzamiento, que vivió por primera vez ya hace casi 10 años y que se ha ido repitiendo. Cuando su yerno murió en 2012 víctima del maldito ELA, descubrieron que el piso familiar estaba embargado. Lograron parar los dos primeros lanzamiento en 2012 con la ayuda de Ada Colau, al frente entonces de la PAH, y de los vecinos.

"Somos un equipo"

Noticias relacionadas

En octubre recibieron una llamada del abogado que les advertía que iba a haber un tercer intento de desalojo el 2 diciembre. Gracias al apoyo vecinal lo lograron detener, pero se anunció una nueva tentativa para este lunes 13 de diciembre.

Excompañeras como Carmen Nieto y Maria Antonia Mínguez han acudido este lunes para sumar sus manos para parar el desahucio. Tanto ellas como los vecinos, familiares y amigos han roto en aplausos cuando a las 12.30 se ha anunciado que se suspendía el desalojo. "Somos un equipo, somos un equipo", han coreado las exfutbolistas. Lolita ha agradecido el apoyo del club y de la asociación de veteranos. "Ahora me tomaría hasta una whisky", bromeaba tras el mal trago vivido. El día de Navidad podrá brindar en casa no solo por el 51º aniversario de aquel histórico partido sino también por un final feliz para otro partido inmobiliario.

Temas

Barça