ACTUALIDAD AZULGRANA

Laporta apuesta por el tándem Xavi y Jordi Cruyff para la dirección técnica

  • La salida de Ramon Planes abre la posibilidad de que el nuevo entrenador adquiera poder de decisión en los fichajes junto al hijo de Cruyff, cuya responsabilidad en el club podría crecer

Xavi Hernández, en su primer entrenamiento como técnico del Barça.

Xavi Hernández, en su primer entrenamiento como técnico del Barça. / Miguel Ruiz/FCB

3
Se lee en minutos
Albert Guasch
Albert Guasch

Periodista

ver +

La salida de Ramon Planes ha vuelto a elevar el problema de la ausencia de un director deportivo del estilo de Andoni Zubizarreta o Txiki Begiristain en el FC Barcelona. Planes, que no tiene la mejor de las sintonías con Xavi Hernández, buscará un nuevo proyecto y el flamante entrenador adquirirá más poder en materia de incorporaciones. Queda por ver si Jordi Cruyff, muy próximo a Ronald Koeman, se reubica de alguna forma más allá de la irrelevante etiqueta de 'scouting' internacional y acaba por hacer tándem con Xavi en esta función. En cualquier caso, el FC Barcelona no va a fichar a nadie para el puesto de Planes. 

Xavi no se convertirá en una suerte de manager general, como constaba en el proyecto de Víctor Font, pero se le acercará un poco. Mateu Alemany figurará en el vértice de la dirección deportiva pero Xavi apunta a que será más que un entrenador. Por encima de todos ellos, por supuesto, Joan Laporta, cuya voz se oye más en materia deportiva en este segundo mandato. Hasta que él no levantó el pulgar no se contrató a Xavi.

Queda por saber en esta nueva estructura quién decidirá los fichajes, teniendo en cuenta que Alemany, pese al fuerte peso que ha adquirido en la cúpula barcelonista, no tiene un perfil técnico. Es más el ejecutivo encargado de negociar y cerrar incorporaciones y renovaciones. De ahí que en la cabeza de Laporta cobre fuerza la posibilidad del tándem entre Xavi y Jordi. El hijo de Cruyff ya realizó la labor de director deportivo en Israel, aparte de entrenador.

El mercado de invierno

De concretarse este organigrama, su misión más inminente es reforzar al equipo en el mercado de invierno. Fuentes del club reconocen que la entidad aspira a incorporar a tres jugadores cedidos con opción de compra a final de temporada. La principal línea a cubrir es la delantera, lógico ante la falta ante todo de extremos.

Las llegadas de jugadores siempre estarán supeditadas a las bajas para así poder cumplir con el estrecho límite salarial que LaLiga le permite al club azulgrana. El Barça estudia tres cesiones pero en el caso de que aborde un fichaje entonces solo podría haber una incorporación. 

Desde el club han empezado a estudiar varios nombres. No se descarta el de Raheem Sterling, del Manchester City, con quien Pep Guardiola ha dejado de contar con la frecuencia que acostumbraba esta temporada. Más complicada parece traer a Dani Olmo, del gusto de los que mandan, pero el Leipzig, su club actual, no pone las cosas fáciles. El club alemán pide una opción de compra obligatoria en verano con un precio muy elevado. Posiblemente en verano su precio habrá disminuido. Será el momento de intentarlo de nuevo.

No a Trincao

Lo que el Barça descarta es el regreso anticipado de Trincao, cedido por seis millones de euros al Wolverhampton. Juega de titular, pero no ha logrado un gran lucimiento. Le queda el resto de temporada para conseguirlo.

Noticias relacionadas

Dembélé, cuya negociación de renovación sigue sin cerrarse, ha sentido una especie de chute de adrenalina con la confianza pública mostrada por Xavi. Este cuenta con recuperarlo con un trabajo específico para sus condiciones de extremo eléctrico. Independientemente de la situación de las negociaciones, el francés jugará y no se quedará en la grada como se especuló en su momento como medida de presión. Laporta le habría dicho que tenía condiciones para ser mejor incluso que Mbappé. «Ahora que se lo ha dicho Xavi, se lo cree», indican desde el club.

Respecto a Dani Alves, desde el club se indica que su regreso dependerá del criterio de Xavi, aunque en la cúpula del club no se es muy partidario de sumar a un jugador de 38 años.