FÚTBOL FEMENINO

Escándalo en el PSG femenino: detenida la jugadora Aminata Diallo por una agresión con una barra de hierro a su compañera

La policía sospecha de que contrató a dos matones para perpetrar el brutal ataque y apartar de su camino a la exfutbolista del Barça Hamraoui

Kheira Hamraoui y Amina Diallo.

Kheira Hamraoui y Amina Diallo.

3
Se lee en minutos
Enric Bonet

Una supuesta rendición de cuentas ha salpicado el PSG. Aminata Diallo, una mediocentro del equipo femenino del París, fue detenida este miércoles por la mañana en su domicilio en la periferia de la capital francesa por estar presuntamente involucrada en un incidente sobrecogedor. La policía francesa sospecha que pidió a dos matones que agredieran brutalmente durante la noche del jueves a la exazulgrana Kheira Hamraoui, con quien se disputa la titularidad. La revelación de estos hechos sacudió al conjunto parisino, el día después de haber ganado 4-0 al Real Madrid en el Parque de los Príncipes.Hamraoui, una francesa-marroquí de 31 años que el año pasado conquistó con el Barça la Champions League, y en el que jugó las últimas tres temporadas, recibió una paliza por parte de dos hombres encapuchados que la golpearon en las piernas con barras de hierro. Esta agresión se produjo cuando regresaba a su domicilio tras una cena de equipo en un restaurante en el bois de Boulogne, en una zona acomodada en el oeste de la capital francesa. 

“Sobre las 22h30, cuando llegó cerca de su casa, pero estaba dentro del vehículo que conducía Diallo, vio como abrían la puerta del coche dos desconocidos que iban encapuchados”, explicó una persona del entorno de la jugadora al diario L'Equipe. Estos la sacaron del vehículo y le pegaron durante varios minutos, hasta que los agresores huyeron. Al mismo tiempo Diallo fue retenida por los autores del ataque, pero no sufrió ningún golpe. 

Después de esta paliza, Hamraoui fue atendida en un hospital y le pusieron varios puntos de sutura en las piernas y las manos. Por este motivo, se perdió el partido contra el Madrid. La relevancia de estos hechos aumentó al conocerse este miércoles la detención de Diallo, que la había sustituido en el duelo contra las merengues. La policía judicial de Versalles interrogó durante todo el día en una comisaría a la pivote defensivo. Pese a ser sospechosa de haber contratado a los matones, no recurrió a los servicios de ningún abogado, indicaron fuentes de la investigación.

 “Uno de los agresores se ensañó sobre Hamraoui a la altura de las piernas como si quisiera impedirle ejercer su oficio durante una buena temporada. Estamos valorando la pista de una rivalidad interna en el seno del PSG”, indicaron fuentes cercanas a la investigación. Ambas jugadores no solo se disputaban un puesto en el once del PSG, sino también en la selección francesa. Tras dos años y medio de ausencia, Hamraoui volvió a ser convocada para los partidos de las 'bleues'. Pero al final no pudo participar en ellos por una lesión y la reemplazó la misma Diallo, de 26 años y que solo había estado convocada en seis ocasiones en el combinado nacional.

El precedente en el patinaje artístico

La posibilidad de que se trate de una rivalidad interna recuerda el caso Harding-Kerringan, que sacudió el universo del patinaje artístico antes de los Juegos Olímpicos de Invierno en 1994. Entonces, la patinadora estadounidense Nancy Kerrigan fue agredida por varios hombres del entorno de Tonya Harding, una de sus rivales sobre la pista de hielo.

Noticias relacionadas

Respecto al supuesto caso Diallo-Hamraoui, las fuerzas de seguridad informaron de la detención de un hombre en Lyon “que podría estar vinculado a la agresión”. No tiene, sin embargo, ningún vínculo familiar con la jugadora sospechosa. La policía investiga el caso después de que la exazulgrana presentara una denuncia la semana pasada. No obstante, este sombrío affaire había pasado desapercibido del radar mediático hasta este miércoles. Desde el PSG justificaron la baja de Hamraoui en el partido contra el Madrid por “motivos personales”.

Tras la agresión, el equipo capitalino también aumentó la protección sobre varias jugadoras a través de una empresa de seguridad privada. “El Paris Saint-Germain condena con su mayor firmeza las agresiones cometidas. Desde el jueves 4 noviembre por la noche, el club tomó todas las medidas necesarias para garantizar la salud, el bienestar y la seguridad de sus jugadoras”, aseguró en un comunicado el actual campeón de la liga francesa de fútbol femenino.