ACTUALIDAD AZULGRANA

Zarandeo a Koeman: cuando la salida del Camp Nou se convierte en una ratonera

El FC Barcelona trata de poner coto al problema de las salidas hostiles del Camp Nou, sufrido en carne propia por Koeman el domingo, y vivido también antes en la Ciutat Esportiva

Koeman1

Koeman1

3
Se lee en minutos
Albert Guasch
Albert Guasch

Periodista

ver +

La tumultuosa salida de los técnicos y jugadores del Camp Nou después del clásico ha puesto en guardia al FC Barcelona. Las imágenes del vehículo de Ronald Koeman rodeado de aficionados, algunos para buscar la foto, otros muchos para increpar al entrenador, causaron preocupación, hasta el punto que a los pocos minutos de que trascendieran por las redes sociales la escena en cuestión, el club emitió por las mismas redes un rápido mensaje de condena. 

Ahora está en manos del Departamento de Seguridad de la entidad, a cuyo frente se encuentra Ferran López, exnúmero 2 de los Mossos d’Esquadra desde la llegada a la presidencia de Joan Laporta, abordar un asunto complejo y que implica ante todo a Mossos y Guàrdia Urbana, pues el zarandeo se produjo ya en la calle, fuera del perímetro del Camp Nou. Aun así, el Barça, obviamente, no puede ponerse de perfil. 

El coche de Koeman recibió manotazos, acompañados de insultos y algún escupitajo, que asustaron a su esposa Bartina, acompañante del entrenador en ese momento. Eso es lo que enojó sobre todo a Koeman, más que por sí mismo. Una veintena de chicos muy jóvenes transmitieron una crispación que en el estadio no se vio. El público reaccionó con resignación a la derrota ante el Madrid. Afuera pareció otra cosa.

El fenómeno Tik Tok

No solo el todoterreno de Koeman fue hostigado. Varios jugadores se vieron también envueltos por una jungla de jóvenes que buscaban la foto en algunos casos, o en otros, exposición para crear su propio contenido de Tik-Tok, un fenómeno nuevo advertido ya por el club. Fue el caso, por ejemplo, de Alba, De Jong y Memphis

O del exjugador Carles Puyol, que este lunes explicó su experiencia en la presentación de un torneo benéfico en la lucha contra el cáncer infantil. «A mí me pasó lo mismo que a Koeman al salir del Camp Nou. Me asusté. Yo salí unos minutos antes y también me dieron golpes en el coche. Eso, el Barcelona, o la seguridad, o no sé de quién es competencia, debería poner orden. Esas personas no representan para nada a los culés. He visto lo del míster en redes sociales y a mí se me tiraron encima del coche. Me quedé sorprendido, pudo pasar algo. Como yo iba tirando poco a poco se me tiraron encima. Entiendo perfectamente que Ronald y su mujer lo pasaran mal, esto hay que evitarlo».

En busca de una reacción

Desde el club explican que en el pasado ya han detectado este fenómeno de muchachos que se escapan al caza autógrafos tradicional y que se apostan no solo a la salida del Camp Nou, sino también de la Ciutat Esportiva, donde entrena el equipo. Jóvenes que buscan una reacción para colgar en sus cuentas sociales, por ejemplo. En el caso del domingo se agravó por la temprana hora del partido. A las dos horas de su conclusión aún aguardaban en actitud botellón decenas de chicos que querían avistar a algún jugador motorizado.

Noticias relacionadas

Es un problema que se ha vuelto serio, advierten desde el club, cuyo departamento de seguridad trata de encontrar una solución, que es difícil, junto a los cuerpos de seguridad. En este sentido, fue el mismo departamento que dirige Ferran López el que cambió la vía de salida habitual de los vehículos para evitar el embudo, o la ratonera. 

Normalmente los jugadores emergen en su coche por una rampa que da al gol norte y que les dirige hacia la Diagonal por el Hotel Sofia; esta vez, ante el amontonamiento de aficionados en esa salida, se instó a todos a tomar el acceso 14, el principal, más amplio, que desemboca en Arístides Maillol. No funcionó, a la vista del resultado, empeorado por el tráfico lento que se prolongó al menos dos horas después del pitido final. El Estadi está viejo y las opciones, reducidas, más allá de garantizar un cordón de seguridad. De todo ello se habló en el club. Urge una buena salida.