"ME SIENTO RESPALDADO POR EL PRESI"

Koeman sobre el clásico: "Más presión no puedo tener, hay que jugar sin miedo"

  • "No es un examen, no veo un favorito claro. Ni nosotros le podemos sorprender. Ni ellos a nosotros", dice el entrenador

  • El técnico pide al Barça que "juegue con personalidad" y mantenga el "equilibrio" para minimizar el contragolpe del Madrid

Koeman saluda a Frenkie de Jong en el entrenamiento previo al clásico con el Madrid.

Koeman saluda a Frenkie de Jong en el entrenamiento previo al clásico con el Madrid. / FCBARCELONA

4
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

Está tranquilo Ronald Koeman. Lleva una semana, pese al disgusto que vivió en la segunda parte ante el Dinamo de Kiev, tranquilo porque ha encadenado dos triunfos (3-1 al Valencia y 1-0 al conjunto ucraniano) que le han hecho recuperar el sosiego. Pero llega el clásico con el Madrid, un partido que puede determinar hacia donde camina realmente su Barcelona.

"No, no es un examen", ha indicado el neerlandés, feliz de recuperar a Jordi Alba. "Podemos demostrar que estamos en el buen camino, sabemos que el resultado es importantísimo. Hay que jugar sin miedo y demostrar que podemos ganar", ha indicado Koeman, que no necesita escuchar a diario de la boca del presidente Joan Laporta que está garantizada su continuidad.

"No hace falta que el presi esté diciendo cada día o cada semana que sigue Koeman, que sigue Koeman... Hemos dejado claras las cosas. Pero yo también sé que todo depende de los resultados"

Koeman, técnico del Barça

No es un examen, alega Koeman, pero sí una prueba muy importante. "Soy el entrenador mañana y a partir de mañana ya veremos", ha dicho en tono bromista el neerlandés. "Pero ahora ya sin bromas no hace falta que el presi esté diciendo cada día o cada semana que sigue Koeman, que sigue Koeman, no!... Hemos dejado claras las cosas. Me siento respaldado por parte del presi y por parte del club, pero yo también sé que todo depende de los resultados", ha admitido.

Vive tranquilo, sabiendo, además, su condición de entrenador del Barça en uno de los períodos más difíciles de los últimos años. "¿Más presión?", le preguntaron a Koeman. "Más presión no puedo tener, creo. Sé que significa ser entrenador del Barcelona y cómo debes llevar esto. No es ningún problema", ha precisado. "Además, es mi primer clásico como entrenador con público", ha recordado.

De ahí que el entrenador apele a la fuerza del Camp Nou, un estadio del que han desertado miles de abonados culés. "Ojalá esté el campo lleno o casi lleno para que haya un gran ambiente y podamos hacer disfrutar a la gente", ha indicado el técnico neerlandés. "No sé si la gente tiene esa desconfianza; nosotros, no. Es un clásico donde no hay un claro favorito", ha subrayado Koeman intentando proyectar un mensaje de ilusión de cara al duelo con el Madrid.

"Yo no tengo ese miedo. Jugamos en casa, tenemos a la gente a nuestro lado. Son grandes partidos para poder jugar, disfrutarlos y poder demostrar que tenemos un buen equipo", ha asegurado Koeman, convencido de que sus jugadores "más experimentados" podrán ayudar a futbolistas como Memphis, Eric García o Depay que vivirán su primer clásico. Y hasta su primera vez teniendo al Madrid enfrente como rival, sea el equipo que sea en el que jugaron antes.

A todos ellos Koeman les pide "personalidad". La misma personalidad que exige al Barça "cuando tenga el balón" para mantener, al mismo tiempo, "el equilibrio" necesario y minimizar así los contragolpes del Madrid. "Ellos juegan muy bien al contraataque, en varios partidos nos han hecho bastante daño en ese sentido", ha admitido Koeman.

Y esa es la consigna que ha lanzado a sus jugadores. Saben lo que se esperan. "Nosotros no les podemos sorprender y ellos a nosotros tampoco. No creo que sea un partido con muchas oportunidades, hay que tener efectividad, hay que marcar", ha reclamado el técnico, dolido aún por la falta de contundencia que tuvo el Barça ante el Dinamo en la Champions.

"A Ansu, como ya dije el otro día después del Dinamo, hay que dejarle un poco tranquilo para que se pueda recuperar totalmente de su lesión"

Koeman, técnico del Barça

Noticias relacionadas

En ese sentido, ha vuelto a recordar Koeman que hay que tener calma con Ansu Fati, que acaba de renovar esta misma semana por el Barça hasta el 2027, con una cláusula de 1.000 millones de euros. "No es un duelo entre él y Vinicius. Son dos jugadores jóvenes, que deben demostrar todavía muchísimo, aunque ambos están en el buen camino", ha comentado.

"Solo puedo opinar de Ansu. Vinicius no es mi jugador", ha recalcado el entrenador del Barça. "A Ansu, como ya dije el otro día después del Dinamo, hay que dejarle un poco tranquilo para que se pueda recuperar totalmente de su lesión", ha añadido Koeman porque cree que el joven delantero (18 años) "necesita minutos y partidos para recuperar su físico. No hay que pensar que es Ansu solo sino que es parte del equipo. Sabemos que es un jugador que puede marcar diferencias, ya lo ha demostrado, pero debe trabajar y mejorar".