LA ASAMBLEA DE SOCIOS

Romeu concede 14 entrevistas en cinco días para defender el 'plan Laporta'

  • El club ha escogido al vicepresidente económico que ocupa el sillón reservado al 'conseller' Giró para convencer a los socios compromisarios

  • El temor a perder las votaciones ha hecho que Romeu se haya empleado a fondo para superar una asamblea que se considera "histórica"

Eduard Romeu vicepresidente económico del FC Barcelona. 

Eduard Romeu vicepresidente económico del FC Barcelona. 

3
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Nunca antes un directivo del Barça se había mostrado tan hablador y espléndido en y con los medios de comunicación de Barcelona. Nunca antes, en el plazo de cinco días, del 11 al 15 de octubre, un directivo, en este caso el vicepresidente económico de la junta de Joan Laporta, Eduard Romeu, había concedido hasta 14 entrevistas a medios catalanes.

Nunca antes, probablemente, el Barça había tenido necesidad de expresarse y, sobre todo, tratar de convencer a los 4.457 socios compromisarios que mañana asistirán, a partir de las 15.00 horas, a la asamblea decisiva e importantísima (algunos han llegado a calificarla de las más importante de la historia del ‘més que un club’) en la que, además de exponer la “nefasta” gestión de Josep María Bartomeu, según expresión del CEO, Ferran Reverter, deberán aprobarse peticiones tan importantes y trascendentales como los créditos de Goldman&Sachs de 2.000 millones de euros, el delicado tema del Espai Barça y la congelación del artículo 67 de los Estatutos del club.

Vicepresidente suplente

Romeu, cuyo sueño es ser algún día presidente del Barça, tal y como expresó al día en que se convirtió, no solo en el vicepresidente económico de Laporta, en sustitución del actual ‘conseller’ de Economía, Jaume Giró, sino también cuando avaló con su fortuna personal al nuevo presidente, ha concedido en la última semana 14 entrevistas desde que Laporta apareció, el pasado 8 de octubre en RAC1, dos días después de que Reverter mostrase el desastroso estado de cuentas del Barça, y ha cerrado su actuación hoy, en ‘La Vanguardia’, señalando que siente “cierta empatia hacia el expresidente Bartomeu”.

El Barça ha decidido convertir a Romeu en su primer espada a la hora de tratar de convencer a los compromisarios de que esta junta merece, como señala uno de los dueños de Audax Renovables, “dos años de margen para arreglar la economía del club”. De ahí que Romeu haya aparecido en todos los medios catalanes (algunas televisiones estatales se han quejado por no haber tenido entrevistas con miembros del ‘staff’ azulgrana) intentando demostrar que el Barça está en buenas manos. La presencia de Romeu en los medios, en comparación con el resto de altos directivos, es espectacular: dos entrevistas de Laporta, ocho de Elena Fort y una de Rafa Yuste.

Prescindir de Messi

Desde el “no podíamos permitirnos a Messi” en ‘Sport’ hasta el “Bartomeu debería estar tapadito, pues la deuda del club ha subido 500 millones en los últimos dos años y medio” en ‘El Periódico’, Romeu ha ido desmenuzando todo lo que se han encontrado y, sobre todo, ha pedido paciencia al socio porque está seguros de que “en dos años, podremos ya competir con los otros grandes clubs en busca de grandes fichajes”. Eso sí, Romeu se atrevió a afirmar que, en enero, dispondrán de 20 millones para el mercado de invierno. Ni que decir tiene que para él “es muy atrevido pensar en Haaland para este verano”.

Sin llegar a la frase de Laporta en su entrevista en ‘Sport’ (“proclamamos la resurrección del Barça, con toques místicos pue fui a la bendición del padre Abad de Montserrat”), Romeu ha denunciado que “la trampa está en la masa salarial” y que la solución pasa por “recuperar el modelo que nunca debió abandonarse, el de confiar en La Masia”.

Peligro de dimisión

Noticias relacionadas

De lo que no ha hablado en ninguna de esas 14 entrevistas el vicepresidente-portavoz ha sido del peligro, sí comentado por Laporta en ‘Sport’, de que el presidente y la junta dimita en los próximos días en caso de que no se congele el artículo 67 de los Estatutos, el documento que vigila la gestión del patrimonio del Barça. Ese artículo 67 exige a la junta directiva en el poder cerrar todos los ejercicios con un resultado positivo después de impuestos. Eso sí, le concede un margen de dos cierres de cuentas para compensar las pérdidas en caso de que se hayan producido. Si no se “sanean” en el plazo establecido, la directiva tendría que presentar su dimisión.

Laporta, que no Romeu, pedirá a los socios compromisarios la “suspensión provisional” de este artículo “hasta la restitución del patriomonio neto positivo” después de presentar unas pérdidas de 481 millones de euros, que imputa a la anterior directivo, en el ejercicio 2020/21. “No nos lo hagamos nosotros mismos más difícil de lo que ya es”, justificó el nuevo-viejo presidente en su charla con ‘Sport’, donde afirmó que si ese artículo no se congela, dimitirá.

Temas

Barça