LA CRISIS ECONÓMICA AZULGRANA

Las cuatro consecuencias que tendría para el Barça convertirse en una sociedad anónima deportiva

El mural del Barça en el Camp Nou con Busquets, Piqué, Ansu Fati, Pedri, De Jong y Ter Stegen.

El mural del Barça en el Camp Nou con Busquets, Piqué, Ansu Fati, Pedri, De Jong y Ter Stegen. / Manu Mitru

2
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

El Barça es uno de los cuatro equipos que no se vio forzado a reconvertirse como sociedad anónima deportivo a principios de los 90. La ley eximió al club azulgrana, Madrid y Athletic de Bilbao por ser los "históricos" que nunca habían bajado a Segunda y al Osasuna porque llevaba cuatro añoS sin pérdidas en el momento de entrada en vigor de la norma. ¿Qué consecuencias tendría si el club azulgrana pasara algún día a ser una SAD?

Ánimo de lucro


Pese al dinero que mueven, los clubes deportivos son formalmente organizaciones sin ánimo de lucro. Así lo recoge el artículo uno de los estatutos del Barça que define a la entidad como "una asociación deportiva catalana de naturaleza privada, de personas físicas sin ánimo de lucro, con personalidad jurídica propia y capacidad de obrar, constituida el 29 de noviembre del año 1899". Su finalidad, de acuerdo con el artículo 4 es "principalmente, el fomento, la práctica, la difusión y exhibición" de actividades deportivas. Aunque una sociedad anónima deportiva pueda también tener como objetivo la promoción del deporte y la consecución de títulos, su motivación es económica, al ser definidas como entidades con ánimo de lucro.

De socios a accionistas


Un aspecto clave es la propiedad del club: deja de ser de sus fans, de sus socios, para pasar a ser de los accionistas. Aunque la figura del socio se mantiene, las decisiones dejan de estar en su mano para pasar a las de inversores que priorizan el retorno económico por encima de los resultados deportivos. A diferencia de los clubes deportivos, que se pueden financiar solo a través de las cuotas de socios, las SAD pueden recibir aportaciones de capital y cotizar en bolsa. De la misma forma que se puede ser accionistas de Spotify sin que te gusta la música, se puede pasar a ser propietario de un club sin que te interese el deporte, solo por sus dividendos.

Sin elecciones


En el Barça la Asamblea General es el órgano supremo de gobierno. Los socios deciden quién preside la directiva, el órgano colegiado, mediante elecciones cada seis años. Incluso antes, mediante la recogida de firmas para un voto de censura. En la Sociedad Anónima deportiva las decisiones las toma la junta de accionistas y el consejo de administración, pero mientras alguien tenga el control del 51% del accionariado puede hacer y deshacer.

Noticias relacionadas

Adiós a la bandera polideportiva


Una de las banderas del Barça es ser el club polideportivo más grande del mundo. Además del fútbol, tiene 10 secciones deportivas más: baloncesto, balonmano, hockey sobre patines, fútbol sala, hockey sobre hierba, hockey sobre hielo, patinaje artístico sobre hielo, atletismo, rugby y voleibol. Ha ganado 43 Copas de Europa en sus secciones profesionales: cinco en fútbol masculino y una en femenino, 22 en hockey sobre patines, 10 en balonmano, tres en fútbol sala y dos en baloncesto. De acuerdo con la ley, "las sociedades anónimas deportivas solo podrán participar en competiciones oficiales profesionales de una sola modalidad deportiva".

Temas

Barça