LA INVOLUCIÓN DEL BARÇA

Koeman, la gestión de la pobreza

  • El técnico no encuentra soluciones para reactivar a un equipo debilitado, que carece de equilibrio y gol

Memphis lamenta su error en el tiempo añadido en el Cádiz-Barça.

Memphis lamenta su error en el tiempo añadido en el Cádiz-Barça. / FCBARCELONA

3
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

Seis partidos, dos sistemas tácticos y el Barça camina decadente en una involución que amenaza con llevarse por delante a Ronald Koeman. El equipo no avanza. Más bien, retrocede. Víctima como es también de la precariedad que rodea a la plantilla, castigada por una deficiente planificación inicial, agravada, además, por las salidas de Messi y Griezmann en un mismo verano.

"Nos faltan cuatro delanteros, Ansu, Dembélé, Kun y Braithwaite, y ahora nos da para lo que nos da, pero competiremos", confesó Piqué tras el empate en Cádiz que sumerge al equipo en otra enrevesada situación.

A Koeman, colocado en el centro del escenario por su retrato realista y pragmático de la ruinosa situación deportiva, consecuencia del caos económico, le toca gestionar la pobreza.

"Nos faltan cuatro delanteros, Ansu, Dembélé, Kun y Braithwaite, y ahora nos da para lo que nos da, pero competiremos"

Piqué, capitán del Barça

No da con la tecla el técnico en esa búsqueda cada vez más ansiosa, apremiado por la situación de tremenda debilidad que vive desde el verano cuando el propio Joan Laporta le pidió 15 días para encontrar un técnico mejor. Como no lo halló, continuó el neerlandés, atrapado en estos dos meses iniciales, con la delantera titular en la enfermería.

Griezmann, Emerson, Demir...

Empezó el Barça sin Messi, pero siendo, o eso parecía, el Barça de Griezmann. En los tres primeros encuentros (Real Sociedad, Atlhletic y Getafe), el francés tenía que ser el líder. Pero en el último día de mercado se marchó regalado al Atlético. En su sitio juega ahora el joven Demir, que ni ha pasado por el filial llegando directamente del Rapid de Viena.

Mantuvo de salida Koeman el 4-3-3 que tanto le gusta al presidente, con Emerson siendo titular. Horas después voló el lateral a Londres para fichar por el Tottenham. Otro signo de la inestabilidad del club.

Ni con el 4-3-3, el modelo táctico que desea Laporta, ni con el 3-5-2, el dibujo preferido de Koeman, halla el equipo solidez y solvencia

El modelo de Cruyff, pero sin Riqui Puig y Umtiti como ejes estratégicos, una petición expresa de Laporta. El canterano apareció esta última semana (16 minutos ante el Granada y 10 contra el Cádiz), mientras el francés ni ha pisado el campo. Es el único de la plantilla que no ha jugado.

Da igual usar el 4-3-3, la biblia del cruyffismo, según Laporta, ni con el 3-5-2, el sistema con el que Koeman obtuvo mejor rendimiento la pasada temporada, con Messi, eso sí, el Barça mejora.

Memphis desaprovecha una gran ocasión en el tiempo añadido del Cádiz-Barça.

/ FCBARCELONA

Señales inquietantes

En su juego ha ido emitiendo cada vez señales más inquietantes y preocupantes. El retorno a los tres centrales provocó el nuevo cisma entre presidente y entrenador, con el 0-3 del Bayern como una prueba más de que el equipo no está preparado para competir en Europa. Lleva seis años sin ganar la Champions.

Tampoco está compitiendo en la Liga, donde no ha perdido ni un partido (dos victorias y tres empates), pero se apaga su llama, sobre todo en el aspecto ofensivo. Un gol marcado en los 180 últimos minutos y lleva la firma de Araujo, un central. Desacertado Memphis, el Barça no tiene más amenaza arriba, malviviendo en la podredumbre que padece sin fin.

EL DIBUJO TÁCTICO DEL BARÇA DE KOEMAN

El estreno con la Real

Arrancó Koeman con el 4-3-3 convirtiendo a Griezmann en la bandera de su ataque junto a Memphis. Y con Neto ocupando el lugar del lesionado Ter Stegen.

Mantiene dibujo y repite once

No tocó nada Koeman, pero la agobiante presión del Athletic desajustó al Barça de tal manera que sufrió un tormento en el nuevo San Mamés.

Cambió Koeman casi toda la defensa

Modificó el técnico la zaga, aunque mantuvo la idea del 4-3-3, introduciendo, además, a Sergi Roberto como interior derecho.

La vuelta a los tres centrales

Regresó Koeman al formato que mejor rendimiento le dio la pasada temporada. Pero el Bayern, sin acelerar demasiado, sometió al Barça con una sencilla goleada. El equipo azulgrana ni chutó a puerta

Demir; extremo derecho; Coutinho, extremo zurdo

Duró poco la fórmula de los tres centrales. Contra el Granada, volvió el 4-3-3 con dos extremos que nunca habían coincidido. El joven Demir (derecha) y Coutinho (izquierda) escoltaban a Memphis.

Noticias relacionadas

Vuelta al '9' clásico

Mismo sistema, distinta idea. Del nueve móvil y dinámico (Memphis) ante el Granada al nueve clásico y tradicional contra el Cádiz (Luuk de Jong). Pero con un elemento común en ambos partidos: la falta de puntería.