LIMITAR LOS MANDATOS A 5 AÑOS

Laporta pasa cuentas con la herencia de Bartomeu

  • El Barça anuncia unas pérdidas de 481 millones y fija el presupuesto de la temporada 21-22 en 765 tras la reunión de la junta directiva

  • Ferran Reverter expondrá la Due Dilligence el 6 de octubre y la Asamblea de Compromisarios se celebrará el fin de semana del 16 y 17 del mismo mes

Joan Laporta.

Joan Laporta. / EFE / ALEJANDRO GARCÍA

4
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

En pleno debate sobre la continuidad de Ronald Koeman, Joan Laporta ya empieza a pasar cuentas y fijar fechas para debatir con los compromisarios la "envenenada", como él mismo la calificó, "herencia" de Bartomeu. El primer Barça de Laporta en su segunda etapa tendrá un presupuesto de 765 millones de euros, ya por debajo de los 828 que había fijado el curso pasado el expresidente justo antes de su dimisión, y lejos, muy lejos, por supuesto, de los 1.060 millones (19-20), justo antes del estallido de la pandemia, lo que retrata la delicada situación que estrangula al club.

En una importantísima reunión de la junta celebrada ayer, en la que se ha mostrado preocupación por la gestión que hace Koeman del equipo, también se ha confirmado que las pérdidas de la pasada temporada ascienden a 481 millones de euros, la peor cifra nunca vista en la historia del club. Laporta tendrá que someter todas estas cifras a la asamblea de compromisarios del club, fijada para el fin de semana del 16-17 de octubre coincidiendo con la visita del Valencia al Camp Nou. 

La autopsia económica

Pero antes, los socios del Barça recibirán información directa de Ferran Reverter, el nuevo director general, sobre la Due Diligence, la autopsia económica a la gestión de Bartomeu de la que podrían salir incluso medidas penales, como insinuó Laporta en su día. Esa exposición de Reverter determinará, y ya con toda exactitud, la dimensión del agujero económico queha llevado al club al peor escenario, peor incluso del que podía intuir el propio Laporta. Y permitirá, al mismo tiempo, saber si esos números rojos, que han condicionado la planificación deportiva de tal manera que han provocado, según el presidente, la salida de Messi al PSG y la cesión de Griezmann al Atlético, tienen respuesta judicial por parte de la directiva.

De momento, se están estudiando todos los escenarios, a la espera, además, de la respuesta que tenga la asamblea de compromisarios, que deberá aprobar (o no) las nuevas cuentas y las pérdidas, cercanas a los 500 millones de euros, algo nunca visto antes en el Barça.

La decadencia deportiva del Barça (un título de Copa en los dos últimos años y la conquista de la Champions se remonta al 2015) viene también certificada por la crisis económica, con la masa salarial de la plantilla en torno al 80% después de que, con Messi y Griezmann, estuviera en el 110% con respecto a los ingresos.

En el 2009, Laporta promovió ampliar el mandato de cuatro a seis años. Ahora, quiere reducirlo a cinco

De ahí, la capital importancia que adquiere la primera aparición pública de Reverter, el hombre que tiene el control y la llave de la caja del club. Esos resultados, después de varios  meses de recolectar datos e información, llegarán 10 días antes de que Laporta los exponga directamente a la asamblea. Pero el presidente no va solo ajustando cuentas con el peligroso legado recibido de Bartomeu sino que también quiere introducir cambios en la futura gestión del club. La junta aprobó ayer un paquete de reforma de los estatutos del club con un par de medidas importantes.

La primera sería, si los compromisarios lo autorizan, "la posibilidad de darse de alta de socio de manera telemática". La segunda tiene todavía más calado porque Laporta, según ha explicado el club en su comunicado oficial, "quiere reducir los próximos mandatos de la junta directiva a cinco años. Actualmente, era de seis años, tal y como indicó la última reforma estatutaria, impulsada, precisamente, por Laporta en el 2009 cuando estaba agotando su segundo y último mandato, sin opción posible entonces para la reelección.

100% propiedad del club

Noticias relacionadas

Hace 12 años, la asamblea decidió aceptar la idea de Laporta de pasar de cuatro a seis años. Y ahora es el mismo Laporta quien impulsa otro cambio. Pero a la inversa. Ni cuatro ni seis sino cinco años. Todo pendiente, por supuesto, de la decisión de los socios. La junta, en cambio, sí que ha tomado una decisión trascendente sobre Barça Studios, una de las patas de negocio más atractivas para Bartomeu, que quería venderla junto a otras tres áreas (retail, academias y Barça Innovation Hub) por 400 millones de euros compartiendo la propiedad con fondos de inversión.

Laporta, en cambio, ha optado por constituir una compañía Barça Produccions SL, «que integrará la actividad audiovisual de Barça Studios y donde el 100% de la participación social será propiedad del club». Aunque eso no descarta tampoco la aportación de un socio industrial para generar más contenidos en un área que ya permite unos ingresos cercanos a los 30 millones de euros. Y de esta manera el club quiere asegurarse el control absoluto sobre el negocio audiovisual, además de buscar un nuevo patrocinador principal para la camiseta porque Rakuten no parece dispuesta a renovar.