Neuer: "No esperamos un Barcelona débil pese a las marchas de Messi y Griezmann"

El portero del Bayern afirma que los 35 años aún le ilusiona jugar en el Camp Nou, un campo que nunca se visita "tranquilo"

Neuer celebra el gol de Lewandowski en el partido ante el Leipzig. 

Neuer celebra el gol de Lewandowski en el partido ante el Leipzig.  / Annegret Hilse / Reuters

1
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Como portero que es, Manuel Neuer saber perfectamente el impacto que supone un resultado como el 2-8. "Uno no olvida partidos como ese", admite el capitán del Bayern de Múnich, pero entiende que ahora sirve de muy poco ante el nuevo enfrentamiento con el Barcelona. Sobre todo, por los cambios que se han operado en los dos equipos 13 meses después. Cambios de jugadores y cambios de entrenadores.

Más en el cuadro azulgrana, por supuesto, por las repercusiones que causó aquella catástrofe. El Barça ha tenido que renovarse para frenar aquella decadencia que denunció el escandaloso resultado; el Bayern lo ha hecho para aumentar la motivación. "Aquel partido de Lisboa era como una final y ha dolido en Barcelona, pero ahora son dos partidos de grupo y es el primero de un viaje", analizaba Neuer.

Respeto al Barça

Noticias relacionadas

Al meta le resulta "difícil" valorar a este Barça con solo tres partidos de bagaje. Y aún más complicado es vislumbrar cómo será en el futuro con las pérdidas de Messi y Griezmann. Dos delanteros que, aparentemente, deberían inquietar a cualquier portero.

"El Barcelona no es débil. No esperamos un equipo débil aunque haya habido salidas como las de Messi y Griezmann, le tenemos mucho respeto", sostuvo Neuer con vehemencia. Sí es verdad, confesó, que verá "extraño" a ese Barça sin Messi, la pieza más identificativa de la última década y la que más le atormentó. "El juego se concretó mucho en Messi , pero los jugadores son muy buenos. No sabemos qué esperar del Barcelona, pero uno no puede estar nunca tranquilo", expuso Neuer, que a los 35 años "sueña, como cualquiera" en jugar un partido en el Camp Nou.