900 PATOLOGÍAS DETECTADAS

El Barça se gasta casi dos millones en obras para reabrir el Camp Nou

  • Se han subsanado 900 patologías detectadas en 2019 y que no se habían abordado hasta ahora

  • La actual junta lamenta la "dejadez" en este tema de la directiva de Bartomeu

Imagen del Camp Nou.

Imagen del Camp Nou. / Jordi Cotrina

2
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

El Camp Nou acogerá este domingo su primer partido con público en un año y medio. Será el primero sin Leo Messi y, de momento, solo podrá albergar menos de 30.000 personas por las restricciones de los protocolos covid. Pero para poder volver a reabrir las puertas del templo azulgrana, el club ha tenido que gastarse este verano 1.800.000 euros en reformas para intentar subsanar 900 patologías detectas en julio de 2019.

La junta actual ha tenido que acometer una inversión en el estadio, las rampas y en las 'mochilas' de gol sud y gol norte. Desde el club se señala que 119 de ellas era consideradas 'quick fix', de carácter urgente. No es que es que hubiera un problema estructural que amenazara derribo ni que impidieran la apertura total del estadio pero que, si no se solventaban, hubieran impedido la abrir algunas zonas.

Además de las medidas de carácter urgente, un informe encargado en 2019 por la junta de Josep Maria Bartomeu también detectó otras 490 actuaciones de 'safety' (seguridad) ante el desprendimiento de trozos de piedra.

Al filtrarse aire en el hormigón se producía un proceso de carbonatación, que podía producir la fisuración y el posterior desprendimiento del recubrimiento de hormigón de la estructura. Finalmente había también 351 actuaciones de mantenimiento para poder volver a abrir el hogar de los culés.

La denuncia de Tusquets

Fuentes de la actual junta, que critican la "dejadez" de la anterior, se preguntan cómo se dejó entrar público tras el informe sin acometer estas actuaciones en la temporada 2019/2020. Carles Tusquets, presidente de la gestora, ya denunciaba el pasado mes de diciembre en RAC-1 el estado del templo azulgrana "Hay zonas en las que se está cayendo literalmente. Hay una parte de la estructura del estadio que se está cayendo (...). En alguna puerta de entrada al estadio han caído trozos del techo. Hay que hacer obras de forma urgente".

Esperando el Espai Barça

Noticias relacionadas

Tras invertir 1,8 millones este verano, el club se gastará medio millón de euros más en una segunda fase de adecuación mientras se aclara el proyecto del Espai Barça. "Debemos ir compaginando la presencia de nuestros abonados y en ocho meses, cuando se haga la cubierta, nos tendremos que trasladar”, explicó Joan Laporta a finales de mayo sobre el traslado temporal a Montuïc en una rueda de prensa en la que adelantó que la auditoría determinaría el presupuesto final del nuevo estadio. Una auditoría que, según avanzó la semana pasada, ha registrado unas pérdidas en el ejercicio anterior de 487 millones, más del doble de lo esperado por la directiva.

La asistencia, una incógnita

Tras tanto tiempo esperando poder volver al Camp Nou, el bajo número de petición de entradas de abonados ha disparado alarmas. Aunque es cierto que desde que las temporadas empiezan en agosto en lugar de septiembre había más turistas que abonados en el primer partido en el estadio, ha sorprendido que solo 15.280 socios con asiento hayan solicitado asistir al duelo inaugural del curso ante la Real Sociedad. El efecto Messi podría ser una explicación para ello. Habrá que ver cómo evoluciona la asistencia durante la temporada, que estará previsiblemente condicionada también por las restricciones sanitarias. En la temporada 2019/2020, última con público en la gradas, la asistencia media fue de 74.026 aficionados.

Temas

Barça